Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Dimitir es un verbo anacrónico     
 
 ABC.    08/02/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LÍNEAS

UN MOVIDO FIN DE SEMANA

Este último fin de semana ha resultado periodística y políticamente muy agitado y enrevesado. La nota facilitada por la familia Huarte anunciando una querella al alimón con la empresa Torfinasa contra Emilio Romero ha dado lugar a mil comentarios dentro y fuera de la capital de España. También se ha comentado mucho, como derivación del tema Hitarte, la reacción polémica del vespertino «Pueblo» contra su colega de la tarde (Informaciones» y la respuesta de este´ último. Otra cuestión, que ya de tiempo venía dando mucho hilo que torcer en Roma y desde Roma, es la publicación en España de un libro del inquieto jesuíta padre Díaz Alegría, saltándose a la torera la censura. eclesiástica y olvidándote de las jerarquías de la Compañía y de otra mas allá, muy recogida y subrayada ha sido la nueva salida de su residencia española del general Perón, pero no nacía et continente americano, sino en dirección al Este marxista, y concretamente a Rumania, para antes de enfrentarse con los difíciles elecciones presidenciales en su tierra gaucha someterse a las curas rejuvenecedoras de la profesora Asland con sus famosas fórmulas geriátricas. No hoce mucho la interésame y científica señora vino a Madrid y fueron muchos los que hubieran gustado ser vistas por ella, lo que no fue posible por su prisa en retornar a Bucarest y mantener el incógnito. Otro argumento de «chau-chau», al término de la semana, lo promovió y movió el hipotético reajuste ministerial, que irnos creen «a a tener lugar inmediatamente, y otros, que no habrá cambio alguno hasta que pasen las elecciones francesa» y se vea la que allí sucede. ¿Quién acertará? Si los primeros, el enigma se descifrará en breves días,— ARGOS.

 

< Volver