Autor: Gil, Ignacio. 
 Campaña electoral 22-J. Entrevista con el Presidente de PSOE en Cataluña. 
 Joan Raventós: "Roca no me parece serio como candidato a presidente del Gobierno"     
 
 Diario 16.    15/06/1986.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Pag.10

CAMPANA ELECTORAL

NACIONAL

15 de junio-86/Diario 16

ENTREVISTA CON EL PRESIDENTE DEL PSOE DE CATALUÑA

Joan Raventós: «Roca no me parece seno como candidato a presidente de Gobierno»

Renunció a su cargo de embajador en Francia mo presidente de la Cámara Alta, A pesar de que

para encabezar la candidatura barcelonesa al Senado del PSC-PSOE, partido del que es presidente,

Probablemente, según dicen las encuestas, será el candidato más votado y ya hay quien le propone como

escatima críticas en sus comparecencias públicas durante la campaña, sopesa mucho sus respuestas y sólo

endurece el tono de sus críticas al hablar de Miguel Roca, un paisano que no le parece serio.

Ignacio Gil/D-16 Corresponsal

BARCELONA. —La átona campaña electoral sólo ha registrado, hasta el momento, una fugaz polémica,

la del 23-F- Joan Raventós, presidente del PSC-PSOE, ex embajador en Francia, candidato al Senado por

Barcelona, sostiene que «del 23-F lo que me parece más acertado decir es que está alejado en el horizonte

de la historia, irrepetible. Y que esto es uno de los grandes méritos del gobierno socialista».

Raventós no se sintió aludido «en absoluto» ni cuando el ex presidente Suárez dijo aquello de que

«algunos socialistas antes del 23-F practicaron ¡a elegancia social de sentar un general a su mesa». El

candidato que tomó parte en aquella famosa cena de Lérida con el luego golpista Armada no se inmuta.

«En las campañas electorales se sacan muchas veces temas por simple afán de notoriedad», afirma.

Luego, recordando quizá al compañero de partido que destapó la caja de truenos matiza,

diplomáticamente: «Una cita hecha fuera de contexto puede desencadenar polémicas que son totalmente

estériles.» Este tema, según el candidato, es historia pasada. El futuro, según los mentideros políticos, es

una destacada presencia en el Senado. Hay quien sostiene que, incluso, su presidencia. Raventós tiene el

desmentido presto, «por una elemental prudencia política. Este tema me produce una gran incomodidad.

No entro ni salgo. Soy un candidato más que quiere servir a su país».

Poca Prensa

EUROPA PRESS

Joan Raventós. candidato al Senado en Barcelona por el PSC-PSOE.

El que, posiblemente, va ser el senador más votado de Cataluña cree que lo que le pasa a la Cámara Alta

«es que tiene poca Prensa. Esta va a ser la primera legislatura que estará completo desde el principio, ya

que al haberse completado el mapa autonómico estarán todos los senadores designados por las

comunidades autonómicas». Para mejor apoyar su tesis, extrae de su veterana cartera un cuaderno que

tiene pegado en cada una de sus hojas una cita: «Hay que vencer la sensación de insuficiencia en la tarea

autonómica que desarrolla el Senado. Felipe González en el debate autonómico» (12-2-85).

Reventas acude al ejemplo europeo para defender el Senado es su configuración actual de Cámara de

segunda lectura, y se muestra ampliamente receptivo a una más que posible territorialización. Según él,

sólo hace falta voluntad política y lealtad a la Constitución. Reformar ésta no es necesario: «Hay que

darle, su tiempo histórico. »

La reconversión de la Cámara Alta en una Cámara de las Autonomías tiene a su favor la previsión del

reglamento de la Cámara, que permite «reforzar la territorialidad». Tampoco «hay nada en la

Constitución en contra de la especialidad legislativa», que, siquiera de forma embrionaria, ya se ha

ejercido en el debate del FCI.

Raventós quiere destacar también que «hay que aprovechar la relación especial que nace de los senadores

que proceden de los órganos legislativos autonómicos. El Senado debe ser la Cámara de la solidaridad,

anticipándose a los problemas. Hay que avanzar en el espíritu de colaboración no sólo entre el Estado y

las CC AA, y entre éstas y los entes locales».

Desde la legación de París ha contribuido a lo que considera uno de los mayores logros del Gabinete

socialista, «habernos alejado del aislamiento de ciento cincuenta años», y cita «establecimiento de

relaciones diplomáticas con todos los países, integración en la CEE e incorporación por voluntad popular

al sistema de seguridad y defensa del Atlántico Norte».

Dos contenciosos bilaterales entre España y Francia suelen llevar la violencia a las primeras páginas:

Quema de camiones, como episodio de las batallas agrícolas, y terrorismo.

«Lo primero que hay que hacer notar es que el ritmo de las agresiones ha decrecido vertiginosamente.

Esto se debe, en parte, a que la Administración francesa puso más medios de protección en las zonas de

agresión, que están concentradas en cuatro o cinco departamentos. Además se va detectando que los

campesinos, que antes de nuestra entrada eran muy hostiles, van a cambiar de acitud. Y a la larga, serán

nuestros mejores aliados. Todavía no lo saben ni ellos, pero de aquí a cuatro o cinco años se producirá el

cambio. Eso no quiere decir que no vaya a haber incidentes. »

En relación con el terrorismo, Raventós recuerda que Felipe González fue el primer dirigente en llamar la

atención sobre el sangriento fenómeno en un foro internacional. De ahí, a la inclusión del problema en la

«cumbre» de Tokio, «se ha hecho camino».

Colaboración

El ex embajador ante el Elíseo quiere destacar que «la colaboración hispano-francesa nace durante el

tiempo en que coinciden en París y Madrid Gobiernos socialistas. No obstante, mientras yo estuve de

embajador en París, el nuevo Gobierno de Chirac asumió ésta como política de Estado».

Mucho más parco se muestra sobre el terrorismo anti-ETA, el GAL: «En todo momento, la

Administración española ha facilitado la información que ha tenido.»

Desde su atalaya parisiense, el líder del PSC ha seguido la política catalana, «con el apasionado interés de

un catalán muy militante. Tengo un poco ¡a sensación de que en Cataluña se estaba perdiendo el tiempo,

de que predominaba la actitud de mirarse el ombligo. Y existen responsables. Siempre se habla de

responsabilidades compartidas, pero cuando hay un Gobierno mayoritario éste es más responsable. Y en

Cataluña, el Gobierno es quien es»,

En el marasmo mitinero de la campaña, el candidato socialista no escatima críticas a sus rivales, pero,

como en todo, sopesa mucho las respuestas: «El PRD es una opción muy improvisada. Se ha convertido

en una especie de neblina que perturba la idea que el pueblo debe tener de lo que se ventila en estas

elecciones.»

Lo que se ventila el 22 es, a su juicio: «Una opción entre un Gobierno socialista, eficaz y moderno, y una

alternativa de derechas, que encarna y controla Fraga con alguna guinda como Roca, por ejemplo. Roca,

como candidato a presidente de Gobierno, no me parece serio.»

 

< Volver