Autor: Aguilar, José. 
 Campaña electoral 22-J.. 
 Suárez arremete contra González y Guerra en su propio feudo     
 
 Diario 16.    16/06/1986.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

16 de junio-86/Diario 16

Suárez arremete contra González y Guerra en su propio feudo

José Aguilar/D-16

SEVILLA.—El presidente nacional del Centro Democrático y Social, Adolfo Suárez, acusó ayer al

Gobierno socialista de haberse instalado en la resignación y el pragmatismo, en el trancurso de un

almuerzo-mitin, en el que pronunció las mayores criticas de la presente campaña al vicepresidente

Alfonso Guerra y, a través suyo, al presidente González.

El líder centrista dedicó buena parte de su intervención a responder a las acusaciones que el día antes le

había hecho en Córdoba Alfonso Guerra (ese personaje inefable de la política española), dando por

supuesto que éste siempre habla con el permiso y la tolerancia del presidente del Gobierno, Felipe

González.

La primera afirmación de Guerra, que quiso replicar, fue la que el PSOE se había encontrado al llegar al

poder a una España en bancarrota. Suárez, que preguntó a Felipe González «cómo puede permitir que por

su boca se digan esas barbaridades y falsedades», aseguró que la situación que heredaron los socialistas

era infinitamente mejor que la que heredarán los que ganen el 22 de junio, «que seremos nosotros», con

mucho menos paro y sin circunstancias que han beneficiado al PSOE, como las impresionantes cosechas

y la caída del precio de los crudos.

Terroristas

Otra aseveración de Alfonso Guerra fue la relativa a que con UCD los terroristas se paseaban

tranquilamente, metralleta al hombro, mientras los ciudadanos debían esconderse en los portales. «Es una

afirmación falsa y que, de ser cierta, jamás la hubiera visto Alfonso Guerra, porque no hubiera tenido el

valor suficiente para contemplarlo», dijo el duque, subrayando el apoyo de su grupo al PSOE en la lucha

antiterrorista en la última legislatura.

Por último, ante la frase despectiva del vicepresidente, llamándole «aristócrata de nuevo cuño», Suárez

indicó: «Es verdad, y hay que ver el orgullo con que llevo yo ese título que me concedió Su Majestad el

Rey, porque en el preámbulo del decreto se dice que fue por el patriotismo, lealtad, inteligencia y

sacrificio desarrollados en beneficio de todos los españoles», arrancando una de las mayores ovaciones de

su auditorio.

Inestabilidad

Todavía hizo otra referencia a Alfonso Guerra por la crítica de éste, en el sentido de que su mandato había

generado tensiones e inestabilidad en algunos sectores de las Fuerzas Armadas. «Me siento orgulloso de

haber creado esas tensiones si eran imprescindibles para garantizar la democracia», señaló, poniendo

como ejemplos la legalización de CC OO, UGT o el Partido Comunista de España. Añadió que «es

intolerable que me achaquen eso personas que debían estar agradecidas por lo que hice».

Suárez comentó complacido las encuestas publicadas ayer, de las que dijo que aún se quedaban cortas,

vaticinando que «les vamos a quitar la mayoría absoluta al Partido Socialista», y aventurando más tarde

que el avance del CDS incluso podría llegar a impedir la victoria del PSOE por mayoría relativa, lo cual

les obligará a dar explicaciones a los ciudadanos y al Parlamento y abandonar esas maneras prepotentes

de gobernar, que no dudó en calificar de l«absolutistas».

 

< Volver