Autor: Zosther, Carlos. 
 Campaña electoral 22-J.. 
 Cristina y sus amigos     
 
 Diario 16.    16/06/1986.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Alicante MÍRALA, míralyl la, mírala, mírala, Cristina ganará!», dijo la cantante Ana Belén para

presentar lo que llamó el himno de Cristina Almeida, cabeza de lista por Alicante en e) mitin celebrado

ante 3.000 personas en el pabellón polideportivo.

Así culminaba la primera jornada de la campaña lúdica y desenfadada conocida por «ios amigos de

Cristina», cuya caravana partió de Madrid el sábado para recorrer durante el fin de la semana pasada las

calles y playas alicantinas.

Los padres de Cristina Almeida, Manuel y Carmen, y su hermana, Elisa, participaron junto a Rosa León,

Juan Diego, Víctor Manuel y Ana Belén, A maya y otros famosos en la idea original de la abogado

madrileña.

Su madre, emocionada, conoció por primera vez a los amigos de su hija y asistió a un acto electora] de

una ideología completamente contraria a la suya. «Lo hago porque quiero a mi hija». Cristina Almeida, al

ver emocionada a su madre, le dijo: «Que será si llego a la Moncha».

Cristina y sus amigos

Entre gritos y pancartas de Cristina presidente y ¿florero ? no, gracias, y también de «Cristina, adelante,

contigo hasta la Moncloa», los 200 «amigos de Cristina» recorrieron en dos autobuses el centro de la

ciudad de Alicante, después de encontrarse ante los murales de la antigua cárcel de la ciudad donde murió

el poeta Miguel Hernández.

Cristina Almeida, en un coche antiguo descubierto, se dirigió a un céntrico hotel donde las fans de Víctor

Manuel y Ana Belén los recibieron llorando. Después de un recibimiento muy a la americana en el hall

del hotel donde se alojaron sus amigos, Cristina, con los pelos mojados de su corta cabellera, aseguró

contestando

Carlos Zoster a Alfonso Guerra y con un vaso en la mano: «No voy cargada; lo juro, es una tónica».

Entre gritos de sus amigos, de «Izquierda Unida será la ganadora en esta movida», la candidata por

Alicante bromeó al decir que «intentar organizar a los amigos es fatal», refiriéndose a las ausencias de

Imanol Arias y José Sacristán.

En nombre de los «amigos de Cristina», el abogado Nacho Montejo y el arquitecto y compañero

sentimental Eduardo Leira dijeron que si tiene que haber una persona en el Parlamento, de todos los

candidatos de España, ésa es Cristina Almeida, que va a ser aire limpio en la Cámara.

Ana Belén justificó su presencia, aparte de la afinidad ideológica con Izquierda Unida, por la amistad con

Cristina. «Me gustaría ser de Alicante para poder votarle y que me represente».

Víctor Manuel, por su parte, calificó la campaña electoral de falta de rigor con pocos argumentos

políticos, precisando que ha tocado fondo con el chiste de Alfonso Guerra sobre Miguel Roca. Cristina

Almeida interrumpió para decir que «en la campaña hay que decir cosas de las que luego no haya que

arrepentirse (...), buen camino sí, pero ideas pocas. No vamos a robar votos a nadie porque no son

patrimonio de nadie, ni nosotros pinza de nadie».

Ana Belén se preguntó quién ayuda a Santiago Carrillo, a quien calificó de zorro viejo, y dijo que debe

tener mucha pasta «porque su campaña cuesta un huevo».

Al ser preguntada Cristina

Almeida qué es lo primero que haría si llegara a presidenta de Gobierno, contestó: «Dar amnistía general

por todas las burradas que se han dicho en la campaña», y aprovechó para dejar claro que los «amigos de

Cristina» se pagan su autobús, los bocadillos y las camas del hotel. «E! poder no es autoridad sino

servicio. Ese concepto se ha perdido.»

La cantante Rosa León calificó de derechas la política económica del Gobierno socialista y de izquierdas

la política cultural, mientras Víctor Manuel precisó que en esa política cultural había poco fondo

Amaya, de Mocedades, dijo que «veo difícil la solución en el País Vasco», mientras Ana Belén quiso

dejar claro que «yo había decidido no hacer campaña, ´pero por amistad y la seguridad que tengo en

Cristina he venido a Alicante».

Cristina Almeida cerró la presentación de sus amigos a los medios de comunicación diciendo que «el

poder hay que estar siempre contra él, aunque sea yo».

 

< Volver