Silencio del GRAPO. 
 Preocupación por la salud de Villaescusa     
 
 Diario 16.    31/01/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Silencio del GRAPO

Preocupación por la salud de Villaescusa

MADRID, 31 (D16). —

Los secuestros de Antonio María Oriol Urquijo, presidente del Consejo de Estado, y del teniente general

Vilíaescusa Quilis, presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, continúan en punto muerto, sin

que durante el fin de semana se hayan producido nuevos mensajes del GRAPO.

En la madrugada del domingo, la familia Oriol manifestó a Europa Press que no había nada nuevo, mien-

tras que un familiar del teniente general Villaescusa Quilis dijo que no sabían nada sobre el secuestrado.

Añadió que continuaban esperando su liberación con resignación y fe.

La familia de Villaescusa pidió en las últimas horas "alguna carta con la letra del secuestrado, por la que

podamos tener la seguridad de que sigue con vida."

La familia Oriol facilitó a la agencia Cifra un telegrama de condena por los asesinatos de miembros de las

Fuerzas del Orden Público en el que piden que, "de una vez para siempre, acaben estos inadmisibles

actos".

Asimismo, la familia de Villaescusa comunicó a la Prensa su "indignación y repulsa" por los atentados.

El yerno de Villaescusa, Antonio de Pablos, insistió una vez más en un llamamiento a los secuestradores

en el delicado estado de salud del general Villaescusa.

"Queremos creer —dice este mensaje de la familia— que la medicación ha sido proporcionada y que el

Sintrom (una de las medicinas prescrita en un principio) habrá sido ya eliminado.

Es, sin embargo, importante que se realice el análisis de sangre semanal, cuyo resultado puede deter-

minar un cambio de medicación."

Los familiares de Villaescusa han pedido a los secuestradores que les hagan llegar "por cualquier medio,

el resultado del análisis de sangre.

Con ello podríamos comunicar inmediatamente si fuera necesario un cambio en la medicación.

Asimismo, insistimos en que tengan cuidado con el peligro de hemorragia.

Por otra parte, se ha sabido ahora que la Reina visitó el jueves, durante veinte minutos, el domicilio del

teniente general Villaescusa.

La señora de Meirás y su hija la duquesa de Franco también han visitado a la mujer del teniente general

secuestrado.

 

< Volver