Un modelo de Estado regionalizado para España  :   
 Estaría basado, entre otros principios, en la soberaní aúnica del Estado y en la igualdad y solidaridad entre todas las regiones. Conferencia de don Íñigo Cavero en el Club Siglo XXI. 
 Ya.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

16- II-77

UN MODELO DE ESTADO REGIONALIZADO PARA ESPADA

Estaria basado, entre otros principios, en la soberanía única del Estado y en la igualdad y solidaridad entre todas las regiones

(C0NFERENCIA DE DON IÑIGO CAVERO EN EL CLUB SiGLO XXI)

Don Iñigo Cavero, secretario general del Partido Demócrata Cristiano Español, hablo ayer en la tribuna política del Club Siglo XXI sobre el tema regional y la estructura constitucional del Estado español. Fue presentad» por el señor Guerrero Burgos, presidente del Club, quien afirmó de él que "«8 un hombre a la medida de nuestras necesidades".

Comenzó hablando del gran problema que hoy supone la regionalidad en nuestro país, "problema al que hay que dar respuesta en esta hora histórica".

A continuación se refirió al tratamiento que al mismo se ha dado en loe cuarenta años del anterior sistema y puso de relieve las características que conforman el hecho regional: "Antigüedad en algunas regiones; complejidad económica, geopolítica e institucional; implicaciones político-institucionales y económico institucionales; expansividad, que se caracteriza a su vez por la repulsa a los excesos del centralismo, el fenómeno de poblamiento y la reivindicación de los posibles beneficios que la autonomía representa, ALGUNAS RAZONES

Posteriormente añadió: "El problema regional hay que abordarlo sin demora por razones éticas; razones pacificadoras, criterios participativos, estructurando el poder a nivel de regiones; razones funcionales y de justicia distributiva; motivaciones culturales y motivaciones ideológicas, ya que las grandes corrientes europeas se muestran proclives a la potenciación de las regionalidades y, por último, razones europeizantes."

Pasó después a plantear la incidencia del regionalismo en el proceso constituyente y examinó las posibles soluciones políticas para el problema regional, considerando separadamente los modelos de Estado: "Unitario", "Integral", "regional" y "Federal". Una vez que manifestó que él primero de los sistemas no parece vaya a ser aceptado por las futuras Cortes constituyentes, habló de la polémica existente sobre la posible derivación del "Estado Integral" y del "Estado regional" del primero de los modelos. Por último se refirió al Estado Federal, "a cuya implantación—afirmó—se le plantean una serie de cuestiones como son los prejuicios existentes ante él, los antecedentes negativos que posee, la posibilidad de la clarificación de los desequibrios regionales y los riesgos que pueden emanar de él para la integridad del Estado español". Una vez que señaló el elevado coste de la implantación da dicho sistema federal se preguntó:

"¿Qué solución podemos aportar al problema?"

MODELO DE ESTADO REGIONALIZADO

Propuso un modelo de "Estado regionalizado", basado en los siete principios siguientes: "Principio de soberanía única del Estado español, principio de integridad del mismo, principio de igualdad entre todas la» regiones, principio de solidaridad, principio descentralizador de competencias, principio de autonomía orgánica de las regiones y principio federalizante que se basa en aprovechar algunos aspectos de aquel sistema." Expuso después las diecinueve regiones que se constituirían, "las cuales —consideró — deberán enumerarse en la futura Constitución", y señaló que en cada región habría un órgano legislativo y un órgano judicial regional.

Por último se refirió a la participación de todas las regiones en un órgano que sustituiría al Senado y que se denominaría "Consejo de las regiones", el cual estaría integrada por representantes de las diecinueve entidades regionales que enviarían al mismo, según su índice de poblamiento, de dos a cinco delegados. Habló de la financiación fiscal de aquéllas, las cuales cooperarían en un "fondo comunitario de solidaridad regional", de las amplias competencias de las regiones, de la existencia de un Tribunal Constitucional y de garantía y la forma de aprobar loa estatutos, en base a un "estatuto marco" general.

Terminó su disertación con una cita de Unamuno—"no se puede pedir ni a un hombre ni a un pueblo que rompa su unidad ni su personalidad"—y afirmando que "a la Corona le corresponde la función de vinculo en una Híspana regionalizada".

 

< Volver