Autor: Losfablos Palacios, Julián de. 
   Regionalismo anacrónico     
 
 Pueblo.    09/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

REGIONALISMO ANACRÓNICO

Señor director:

Constantemente leo y oigo a través de los medios de comunicación hablar de regionalismo y de autonomía para Aragón, Cataluña, Galicia, etcétera, y veo con pena cómo las provincias que no tienen la capitalidad de la región respectiva no cuentan para nada.

En el caso concreto de nuestra provincia — Huesca es el Alto Aragón—, nos sentiríamos satisfechos si la Administración Central nos concediera autorización para gravar con modestos impuestos municipal o provincial los kilovatios/hora que diariamente enviamos a Zaragoza, Vizcaya y Cataluña. Sería más que suficiente para poder realizar muchos proyectos que duermen el sueño de los justos por falta de dinero y que situarían a Huesca en lugar preferente.

Esta riqueza hidroeléctrica, unida a nuestros bosques y ganadería, daría al traste con esa política ruinosa de concentración municipal que está haciendo que desaparezcan pueblos enteros y donde antes se alzaban miles de casas de labranza, con sus tres o cuatro pares de mulos, cien vacas y millares de ovejas, hoy sólo existe devastación y ruina. ¿Por qué no se deja a los Ayuntamientos tal y como fueron creados en 1812?

¿Por qué de las tierras abandonadas e incultas no se incauta ICONA pagando una parte proporcional al líquido imponible? De esta forma muchos campesinos no hubieran abandonado su pequeño patrimonio y seguirían siendo señores en sus casas y no peones .obreros en Zaragoza o en Barcelona.

Por eso considero anacrónico al regionalismo y antes de conceder ninguna autonomía debe ser escuchada la voz del pueblo y que éste exprese conforme a sus sentimientos.

Atentamente le salude,

Julián DE LOSFABLOS PALACIOS

Coso Bajo, 7

Huesca

 

< Volver