La generalización del regionalismo a toda España es fórmula inexcusable de nuestra modernización Política y social  :   
 Conferencia del catedrático García de Entrerría sobre "Los criterios del regionalismo". 
 Ya.    26/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

La generalización del regionalismo a toda España es fórmula inexcusable de nuestra modernización política y social

Conferencia del catedrático señor García de Enterría sobre «Los criterios del regionalismo»

"España, cuya realidad espiritual precede en muchos siglos a su unificación estructural, se configura como el primer Estado nacional europeo. Sobre la inicial unión personal en el rey de los distintos reinos, la enorme tensión de nuestra política imperial y lo que Michelet llamó "el poderoso trabajo de] yo sobre sí mismo" continuado durante varios siglos, aglutinó una efectiva unidad nacional", ha manifestado el catedrático de la Facultad de Derecho de Madrid don Eduardo García de Enterria en una conferencia pronunciada en la sede de la Asociación de Mujeres Universitarias sobre el tema "Los criterios del regionalismo."

El señor García de Enterria elija también:

• Los Borbones tomaron pretexto de los avalares de la guerra de Sucesión para integrar todas las partes de la monarquía en una verdadera unidad administrativa, protagonizada por intendentes y corregidores. Sólo convencionalmente puede hablarse de una importación de técnicas extrañas: es la, lógica común de toda la historia politica moderna, que conduce a una centralización creciente. Esa unificación administrativa recibirá en el siglo XIX su expresión actúal a través de la importación del Estado napoleónico.

SURGE EL REGIONALISMO

• En este ambiente, y como una concepción tradicionalista, surgen los primeros movimientos regionalistas en Cataluña y Vascongadas, tendentes a mantener la identidad étnico-cultural de estas regiones frente al uniformismo creciente y empobrecedor. El romanticismo, la "escuela histórica", el nacionalismo, intenta expresar estos movimientos, que se harán operativos en el primer tercio del siglo XX.

• Pero el regionalismo no es un postulado de arcaicismo; por el contrario, pertenece al futuro. Un nuevo regionalismo ha surgido desde el segundo tercio del siglo XX en todos los países. A la sensibilidad por comunidades singulares, que se niegan a confundir su identidad en un consumismo abstracto e impersonal, se unen razones operativas y perfectamente objetivables en el funcionalismo de las sociedades actuales. Las exigencias de la ordenación del territorio y de la política de desarrollo (que ha pasado a ser, en vez de puramente cuantitativa y sectorial, política de desarrollo regional, precisamente), a la vez que la crisis, por vez primera visible en nuestro tiempo, de las técnicas burocratico-centralizadas del mando y la paralela sensibilidad a una participación ciudadana generalizada, llevan derechamente hacia una institucionalización regional en todo el mundo actual, visible especialmente en la Europa de esta posguerra.

• La generalización del regionalismo a toda España es fórmula inexcusable de nuestra modernización política y social.

 

< Volver