Autor: Lanzaco, Fernando. 
 Las regiones. 
 Autonomías para la España grande     
 
 Arriba.    20/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

AUTONOMÍAS PARA LA ESPAÑA GRANDE

CUALQUIER país que hubiera experimentado una tan profunda concentración de recursos y energías en su periferia tendría planteado un problema autonomista, en el supuesto de que no lo hubiera resuelto hace décadas.

Si, como es nuestro caso, esa extraordinaria acumulación de vida tiene como asiento territorios claramente diferenciados en el plano histórico y cultural, es sencillo concluir que el autogobierno es la única forma deseable —y posible— para la unidad de España.

Puede decirse que el autonomismo tiene ya un generalizado consenso nacional respecto de la articulación futura de España; es el modo en que España se ve a sí misma en el porvenir. En el caso de Cataluña, su mejor tradición política planteó siempre el autogobierno como fórmula y comino válido para los catalanes y para toda España. Ahí está el manifiesto «Por Cataluña y la España grande», de Prat de la Riba; la campaña para la renovación de España, de Cambó; las conclusiones de La Asamblea de Parlamentarios catalanes convocada por Abadal en 1917 —transformación del Estado en base a un régimen de autonomías que, adaptando su estructura a la realidad, aumente su cohesión orgánica y facilite el desenvolvimiento de sus energías colectivas— y el espíritu de la Asamblea de Parlamentarios de toda España, reunida en Barcelona poco después.

A los líderes autonomistas quizá les esté faltando, en la hora actual, esa sintonía nacional que sería mas que aconsejable para desarmar prejuicios y aprensiones. Debieran ser no sólo líderes regionales, sino líderes de Estado, con voz y apelación a toda lo nación.

El gran teatro de acción de Cataluña, el País Vasco, Galicia y el resto de los países de España es España entera y me cuesta trabajo aceptar que el diálogo establecido con el Gobierno no se despoje de un tan marcado acento particularista. Cambó lo hubiera entendido.

fernando LANZACO

 

< Volver