Relación con Pekín     
 
 Informaciones.    10/03/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

RELACIONES CON PEKÍN

TRAS la entrada de la República Popular 1 China en las Naciones Unidas, la visita a Pekín del Presidente Nixon y la apertura diplomática de China continental en todos loa frentes resultaba lógico dentro de nuestra política internacional "de realidades", de afrontar los hechos como son, el intercambio de embajadores entre España y China.

Existían indicios de la noticia hecha pública ayer. Desde comienzos de 1972 no hablamos cubierto la vacante de embajador en Formosa y en cambio habíamos abierto un Consulado en Hong-Kong con las miras directamente puestas en la República Popular China. El aún exiguo comercio entre los dos países habla crecido con la participación española en la Feria de Cantón y el Jefe de nuestra diplomacia mantuvo una entrevista en Nueva York con miembros de la delegación china ante las Naciones Unidas.

Las negociaciones previas al acuerdo se han llevado con especial sigilo en París. Parece que los firmantes por ambas partes han sido el embajador chino en París y el subsecretario español de Asuntos Exteriores. Hasta el momento la normalización de relaciones diplomáticas entre China Popular y otros países occidentales ha marchado unida al reconocimiento por parte de esos países de que la isla de Formosa forma parte del territorio nacional chino. Y por consiguiente, a la ruptura de relaciones diplomáticas con el régimen de Taipeh. La Embajada de Formosa en Madrid no ha hecho pública ninguna declaración a la hora de redactar estas lineas, pero España suprimirá su representación diplomática en la isla. Se espera, por tanto, que el personal diplomático de China nacionalista abandone España.

China Popular es una potencia a la que seria ingenuo ignorar. La medida es realista y útil. Podremos aumentar nuestro comercio con tan gran país y dar un nuevo paso en la ampliación de nuestra baraja diplomática. Por supuesto que quedan salvaguardados loa intereses nacionales de cade parte con la expresa declaración de no injerencia en los respectivos asuntos internos de los dos patees. La diplomacia española prosigue asi una linea de actuación respaldada en dos mensajes de fin de año por el Jefe del Estado: relaciones con todos los países en el mutuo respeto de las políticas nacionales.

 

< Volver