Aunque existan también pueblos, nacionalidades y regiones. 
 "Las autonomías encajan en la nación española"  :   
 Landelino Lavilla clausuró unas reuniones sobre derecho. 
 Arriba.    31/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Aunque existan también pueblos, nacionalidades o regiones

«LAS AUTONOMÍAS ENCAJAN EN LA NACIÓN ESPAÑOLA»

landelino Lavilla clausuró unas reuniones sobre Derecho Forál

HUESCA. (Servicio especial.) El Ministro de Justicia, Landelino Lavilla Alsina, presidió ayer la clausura de la asamblea del Instituto Español de Derecho Foral, que desde el pasado domingo se ha celebrado en Huesca.

En el curso de esta asamblea se estudió la actualización de las comisiones de juristas que fueron creadas en 1946 para hacer las compilaciones de derecho foral, la última de las cuales fue la de Navarra, en 1973. Las comisiones citadas fueron objeto de un decreto de abril del presente año, en el que se preveía su actualización. En la asamblea se ha insistido en que tales comisiones no tengan tareas que interfieran con las funciones legislativas de los futuros organismos legislativos que se creen con las autonomías, por lo que serán únicamente comisiones compuestas por expertos en Derecho Foral con funciones de asesoramiento prelegislativo y actualizar el Derecho Foral.

En el acto de clausura el Ministro de Justicial ha pronunciado un discurso, en el que se refirió a la necesidad de hacer realidad lo dispuesta en el real decreto -de abril de este año, al tiempo que expresó su deseo de que las comisiones de juristas comiencen pronto a trabajar y queden actualizadas. Insistió en que las funciones a realizar no significarán ninguna interferencia con las que sean objeto de los organismos regionales que puedan tener competencias legislativas en un próximo futuro. "Por el contrario —dijo—, las comisiones potenciarán el órgano decisorio regional, cualquiera que éste sea.»

En torno a las autonomías, el señor Lavilla afirmó que éste era precisamente el tema más importante que tenía planteado 3a próxima Constitución. "La Constitución no ha de ser rígida —agregó—, sino flexible en las autonomías, salvaguardando siempre la unidad de España.» Recordó la frase de Ortega sobre la conveniencia de no plantear las autonomías como un problema de soberanía.

Autonomías regionales

Tras un almuerzo, el Ministro de Justicia departió unos momentos -con los representantes de los medios informativos, respondiendo a diversas preguntas.

La primera de ellas, relacionada con un pasaje de su .intervención en el acto de clausura de las Jornadas de Derecho Foral, que hacía referencia al tema de las autonomías regionales, sobre lo cual afirmó: «Como ustedes saben, el tema tiene una honda raíz de tipo constitucional y será en las Cortes, en la elaboración de la Constitución, donde lógicamente se sienten las bases de los regímenes de autonomía de las distintas regiones en una y otra de las posibles modalidades que pueden acogerse.»

En cuanto a la existencia, de una solución inmediata sobre las autonomías y, en especial, sobre el problema del País Vasco, manifestó:

«Yo creo que los problemas de más envergadura, por ejemplo, el problema vasco, son problemas que tienen una solución. Yo no diría que son soluciones concretas, puestas en la mesa

en un determinado momento, sino que se trata de conseguir un enfoque que pueda encarrilar la solución de ése, como de tantos otros problemas con vistas a alcanzar las soluciones que sean las adecuadas en un futuro.»

Más adelante, el señor Lavilla explicó su referencia a las autonomías «entendidas como fruto de un supuesto derecho de autodeterminación», diciendo:

«Me he limitado a recoger algo que se puso de manifiesto en las discusiones del estatuto catalán en concreto, en las Cortes de la República, como las exacerbaciones de las posiciones de uno y otro signo. Que lo único que consiguen es dificultar las soluciones adecuadas y racionales para los problemas.

El tema de las autonomías encaja, dentro de la concepción de una unidad de Estado, dentro de una realidad Que es la de la nación española, aunque existan, además, pueblos, nacionalidades o regiones. Se puede exacerbar el principio autonomista hasta el punto de que llegue a las pretensiones de autodeterminación, como la rigidez de un principio de autoridad puede ahogar ese pluralismo necesario y existente en la realidad.»

Con referencia a las peculiaridades forales de Navarra, el Ministro de Justicia, dijo:

«Yo espero que no haya problemas excesivos entre el poder central y ninguna de las regiones. Es decir, yo conozco y sé perfectamente cuáles son los planteamientos que se hacen desde posiciones, también diversas, en torno al tema de Navarra. No va a haber, a mi juicio, ninguna actitud rígida que prejuzgue las soluciones que se puedan alcanzar.»

 

< Volver