Autor: Padilla, María de. 
 El día del nacionalismo castellano-leones. 
 Regiones y colonias     
 
 Informaciones.    22/04/1978.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

REGIONES Y COLONIAS

Por María DE PADILLA

NO le dan a una respiro. No teníamos bastante con el problema de la desunión regional, cuando ahora, para acatar de arreglarlo, nos llega la «nueva redacción» del anteproyecto constitucional sobre el tema de las autonomías. Ya de entrada dice que habrá tres grados o tres maneras de acceder a la autonomía. Luego, ya de entrada, hay discriminación.

Primero: Accederán sin mayores trámites agüellas «nacionalidades» o regiones que históricamente tenían ya una autonomía plebiscitada (como en el caso de Vascongadas, Cataluña y Galicia).

Segundo: Aquellas que lo soliciten con un quorum cualificado de municipios o a través de una voluntad unánimemente expresada.

Tercero: En caso contrario, se prevé otro tipo de Estatuto de autonomía, que habrá de pasar por una primera fase, de cinco años, con una lista de competencias limitada, y al cabo de este plazo «puede pasar» a la primera fase, es decir, la de la autonomía, como en ¿os dos casos anteriores.

El hecho de que se prevean «nacionalidades» y regiones ya es qrave porque representa una diferencia moral entre los distintos españoles. Pero hay otra cosa más grave, y es que se prevén regiones y «colonias».

El tercer tipo es un caso claro de colonialismo, y mucho me temo que es el que nos tienen preparado para nosotros, porque en la región castellano-leonesa, de seguir adelante, este proyecto, no habrá quorum cualificado ni voluntad unánime.

y cinco años con funciones limitadas, haciendo méritos para intentar conseguir el primer grado, son cinco largos años de discriminación, de trato desigual, de situación de colonizados. Con la actual coyuntura económica, esos cinco años pueden ser más que suficientes para acabar de hundirnos en la miseria total.

Porque serán cinco años en que dependeremos del Poder central a efectos fiscales, y eso quiere decir que nuestros impuestos, nuestros ahorros, no van a revertir precisamente en nosotros.

Ahí está, por ejemplo, el reciente aval del Estado para construir la autopista de Navarra. O ahí está el S.O.S. que acaba de ¡ánsar Vascongadas al Gobierno pidiendo ayuda económica´ porque les pueden el paro v la crisis. Como si en Castilla, Andalucía o Extremadura no tuviéramos paro o crisis. Y más antiguos y, por ello, más graves.

No era esto lo que prometió el Rey «No habrá privilegios para nadie.» Ni lo que no hace tanto tiempo declaró el ministro para las Regiones: «Ninguna región tendrá su autonomía antes que otras.» .

Pero si los autores de la ponencia constitucional han demostrado no tener dos dedos de frente, debemos esperar que, al menos los parlamentarios de las regiones de «tercera» voten NO a tan peregrina y desigualitaria medida. De no hacerlo asi, además de ser unos ineptos como representantes, serán unos grandísimos mentirosos, porque estén propiciando la auténtica desunión de España.

Que el P. S. O. E. y U.C.D. chillen como chillaron sobre el tema de la nueva estructura del Senado, que les quita escaños. Que chillen porque, de no hacerlo y de no alcanzar, justicia, hasta esos escaños mermados pueden quedarles grandes, ya que será difícil que vuelvan a engañar a los electores.

 

< Volver