Autor: Polo, José H.. 
   Aprobado el proyecto preautonómico aragonés     
 
 Informaciones.    23/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Aprobado el proyecto preautonómico aragonés

ZARAGOZA, 23 (INFORMACIONES, por José H. Polo).

EL que rechace esto rechaza que Aragón tenga en el futuro un sistema autonómico.» Así explicaba el diputado por Teruel don José Ramón Lasuén, de U.C.D., la conveniencia de votar si al texto del proyecto de decreto-ley de preautonomía, que fue discutido en la reunión que los parlamentarios han sostenido en la ciudad oscense de Fraga.

Se opone también, quien vote en contra, agregaba, a una descentraliza clon de funciones del Estado que pasarán a ser competencia de órganos aragoneses. Añade que Aragón necesita una autonomía sensata y ponderada, que no cueste dinero, prudente, "que responda a una conciencia autonómica moderada como la aragonesa y que se instituya en beneficio de las provincias más pobres.

Pese a que, en la reunión, los representantes de las minorías, fundamentalmente los señores Gastón, Gómez de las Roces y Zaragoza, presentaron bastantes enmiendas e intervinieron en los debates en contra del proyecto, éste fue finalmente aprobado por veinte votos a favor, cuatro abstenciones y ninguno en contra. Las abstenciones correspondieron a los tres parlamentarios ya citados, más el senador por Zaragoza, de la candidatura independiente, señor Martín Retortillo.

El resultado quiere decir, en definitiva, que todos acabaron inclinándose por el pragmatismo que expresan las palabras arriba transcritas.

El senador por Zaragoza don Ramón Sainz de Baranda nos comentaba después que el Gobierno no está dispuesto en absoluto a reconocer autonomías provisionales con órganos de carácter constitucional y "no ha habido mas remedio que aceptar lo que el Gobierno ha querido conceder en este sentido y que es un simple sistema de descentralización basado en la delegación de poderes ejecutivos a otros órganos ejecutivos aragoneses, que es la de denominada Diputación general. Estará formada ésta por doce parlamentarios, cuatro por cada una de las provincias, los presidentes de las Diputaciones Provinciales y un representante de los municipios de cada una de las tres provincias.

En general, se insiste en que cualquier intervención que retrase la aprobación del decreto es arriesgar la concesión futura de autonomía definitiva. Salvo, naturalmente, el parecer de quienes se abstuvieron. Uno de ellos, el senador zaragozano señor Martín Retortillo explica su abstención porque "no me convence —dice— ni el procedimiento ni la meta a que hemos llegado". Y apostilla: "Por muchho que se diga esto no es una autonomía real, esto es ponerse a la cola para ver qué pasa y para ver si algún día nos dan algo."

Pero recsaoce: "Con otro texto distinto al cpie actualmente le ha pactado con el Gobierno, el decreto-ley que surgiera con, modificaciones no podría temer ningúna virtualidad."

 

< Volver