Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Espectáculos en la escena nacional     
 
 ABC.    17/03/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

ESPECTÁCULOS EN LA ES CENA NACIONAL

Lo ocurrido en el Colegio de Abogados es bochornoso, por la violencia, los desafueros y los vituperios de muchos vociferadores y de algunos sacerdotes de cierta ortodoxia gubernamental, que es la que ha creado la anormalidad vigente en una corporación que merecía respeto en su libertad de elección. Desde luego, el espectáculo ofrecido dentro del propio Palacio de Justicia, no favorece a ninguno de los que desde una posición de derecha o de izquierda han argumentado con los puños y con el griterío y no con las leyes y los reglamentos. Interesantes resultaron las declaraciones del general Perón a Televisión Española, por su discreción, su prudencia y su tono medio, y comedido, percatándose de que hablaba en el país que le ha acogido durante tantos años con todo género de consideraciones al no olvidar la gratitud que le debía por la generosidad del antiguo presidente de la Argentina en momentos difíciles para nosotros. De la televisiva entrevista sobraba el perro del general, que recreaba una estampa aristocrática de vieja época, y que ladró inoportunamente dos veces. En la línea triunfal del hombre que vuelve a ser arbitro de los destinos del pueblo argentino —en gran parte, par no decir toda, a la voluntad del Ejército, y de la conducta honrada y limpísima del general Lanusse que han hecho posible las elecciones sin cortapisas y la actuación legal de los partidos políticos— se añade el gran retrato, -sin defectos que le ha hecho con pluma vigorosa don Emilio Romero y con el apasionamiento encendido de una amistad vieja y entrañable. ¿Será acaso el director de «Pueblo» el futuro embajador de España en Buenos Aires? ¿Será, quizás, don Jorge Antonio, el confidente de Perón e importante hombre de negocios, el nuevo embajador de la Argentina en Esoaña? Veremos, ARGOS.

 

< Volver