Autor: Casado, F.. 
 Castilla y León. 
 Descontrol parlamentario  :   
 (Sobre el tema autonómico). 
 El Imparcial.    14/01/1978.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CASTILLA Y LEON

Descontrol parlamentario

(sobre el tema autonómico!

HACE tan sólo unos días, EL IMPARCIAL publicaba un extenso reportaje sobre el momento actual de los proyectos autonómicos en todo el país, asignando a la región castellano-leonesa el calificativo de «poco entusiasmo» sobre el particular, y elto sin que le faltara ni tanto asi de´ razón. Aquí, en estas tierras, la conciencia regional ha tardado rouc bo más que en otras en despertar, en adquirir cierta dimensión; eso es cierto; pero no lo es menos que el descontrol parlamentario, el ir y venir de proyectos, reuniones, anuncios y borradores sin conseguir acuerdos palpables, están haciendo mucho también por contribuir a la actual desidia.

El día 24 de abril, del pasado año, alrededor de quince^mil personas se daban cita en las eras de Villalar, pueblecito vallisoletano hondamente ligado a la historia de la región, pues en él las tropas del imperialista don Carlos echaron por tierra las esperanzas democráticas del levantamiento comunero que encabezaran en Castilla y León Padilla, Bravo y Mal-donado. Fue aquel 24 de abril un día grande para los que piensan que esta región tiene que salir de su marasmo económico, so pena de convertirse en unos pocos años en un auténtico desierto. Había entusiasmo —entusiasmo que luego se ha repetido en todas las manifestaciones castellanistas celebradas—, al tiempo que se iba creando una cierta conciencia regionalista. Las elecciones del 15 de junio hicieron concebir serías esperanzas de una potenciación definitiva de la región, consiguiendo el estatuto de autonomía al que en justicia aspiran casi todas las nacionalidades del Estado español.

Pero desde «lo» de Villalar hata «lo» de hoy han pasado muchas cosas, para que en realidad no suceda absolutamente nada. Al menos nada positivo. Los parlamentarios han celebrado varias reuniones, se han presentado al menos cuatro ante proyectos o borradores preautonómicos, se´han discutido, se han prometido cosas y aquí, la verdad, todo sigue igual. Igual o un poco peor porque muchos de los captados en Villalar han ido enfriándose poco a poco al comprobar que sus representantes casi nada nacían de positivo por lograr lo que esperan. Una joven periodista vallisoletana calificaba recientemente los enfrentamientos entre parlamentarios cuando del tema preautonóaico se trataba como de «discusiones de colegiales». Y es que aquí parece que importa más la forma que et fondo del asunto. O, mejor dicho, que el fondo no importa en absoluto. Cada cual va a lo suyo, y así el diputado socialista Peces-Barba dice del senador ucedista Royo-Villanova que- «carece de conciencia regional y sentido de la autonomía», o que «es incapaz de concebir la representación de los territorios autónomos». Por su parte, el senador Royo-Villanova le dedica a Peces-Barba frases tales como que el diputado del PSOE «se sienta en una mesa para hacer un Estado regional, le molestan las provincias y, sin más, las suprime alegremente».

En otro orden de cosas, el Plenario de partidos políticos con o sin representación parlamentaria, reunido en Zamora, acuerda retrasar la celebración del «Día de Castilla y León», iniciatmente prevista para el 5 de febrero, alegando que existen dificultades en ciertas provincias para su celebración. Se conoce que para que la reunión no resultara del todo infructuosa, los asistentes acordaron encargar la redacción de un «Manifiesto al pueblo castellano-leonés» con arreglo a las siguientes características: denuncia de la marginación de estas tierras, disminución de la población activa descapitaliz ación de las empresas, etcétera. De la redacción del aludido documento quedaron encargados representantes de la Alianza Regional Castellano-Leonesa, Partido del Trabajo de España y Movimiento Comunista de Castilla y León. La próxima reunión del-Plenario de Partidos para estudiar la cuestión autonómica ha sido fijada para el 17 del presente mes de enero.

Mucho nos tememos que ya no va a ser posible que se cumpla el vaticinio hecho por un parlamentario vallisoletano -ucedista por más señas— de que «a lo mejor, la preáutonomía castellano-leonesa llega con el turrón». Claro, que es posible que lo dijera pensando en esa gente que gusta de comer turrón en Semana Santa. O en agosto.

F. CASADO

 

< Volver