Autor: Álvarez Chirveches, Martín. 
   Incidentes en el "Día de Extremadura"  :   
 Un grupo de personas colocó una bandera republicana en el ayuntamiento de Cáceres. 
 ABC.    16/08/1978.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INCIDENTES EN EL "DÍA DE EXTREMADURA"

Un grupo de personas colocó una bandera republicana en el Ayuntamiento de Cáceres

Cáceres, 15. (Servicio especial.) Más de dos mil personas estuvieron presentes en el Día de Extremadura, que se celebró ayer en la plaza Mayor de Cáceres.

Para llevar a cabo este acto se constituyó una Asamblea Extremeña, que organizó la concentración, sin ningún signo político, sino simplemente para compenetrarse más con su región. A la convocatoria se unieron todos los partidos políticos y organizaciones sindicales.

Durante el acto hablaron miembros de la Asamblea Extremeña y representantes de otros partidos, resultando una discrepancia acusadísima, porque mientras algunas organizaciones políticas y sindicales trataban de convertir el hecho extremeño en un hecho político, los organizadores pretendían mantener esa reunión en los cauces antes previstos y con las motivaciones que dieron lugar a la autorización que les fue concedida para tales fines.

Surgió más tarde el impulso de un grupo para invadir el Ayuntamiento y colocar la bandera extremeña en los balcones de la Casa Consistorial. El senador del P. S. O. E., Pablo Naranjo, intervino para dialogar con la Policía Municipal, quien, previa consulta, autorizó a que se subiese al Ayuntamiento y se situase la bandera, ocasión que aprovecharon otros grupos para instalar, Igualmente, la bandera republicana, que de Inmediato fue retirada por la Policía Municipal.

Como se había perdido ya el clima de entusiasmo positivo y había surgido el enfrentamiento y la oposición de unos y de otros, los componentes de la Asamblea dieron por disuelta la concentración, que indiscutiblemente tenía una bella finalidad: la de integrar, aunque sólo fuese por unos días, a todos los extremeños en un haz de buenas voluntades, de entusiasmo y de amor a la tierra para colaborar con ella y conseguir un camino feliz o, al menos, esperanzador para quienes, como Extremadura, tanto necesitan de unión y trabajo positivo.

—Martín ALVAREZ CHIRVECHES.

BRILLANTEZ EN LA CONMEMORACIÓN DE LA BATALLA DE RONCESVALLES

Pamplona, 15. (Europa Press.) Varios miles de personas, que según diversas estimaciones se calculan entre quince mil y veinte mil, han participado en los actos organizados para conmemorar la batalla de Roncesvalles, celebrada en el año 778, en la que resultaron vencidas las tropas de Carlomagno.

Numerosos partidos convocaron a sus afiliados para que acudiesen a estos actos.

Se han trasladado a este lugar histórico los miembros de la Diputación Foral de Navarra, con maceros, clarines, timbales, el pendón del Reino y ujieres.

Después de asistir a una misa, la Corporación Foral se dirigió hasta la capilla del Sancti Spiritus, donde se rezó un responso por los Beyes de Navarra Sancho VII el Fuerte y su esposa, Clemencia, cuyas cenizas reposan en Roncesvalles.

Posteriormente, la Corporación Foral se trasladó al alto de Ibañeta, en la cima de la montaña desde la que se divisa todo el valle, donde el vicepresidente de la Diputación, don Amadeo Marco, descubrió un monolito en latín y en euskera, que recuerda la gesta del año 778. El señor Marco recordó la batalla contra el ejército carolingio y sus repercusiones para la historia de la época.

 

< Volver