Autor: Lumbreras Pino, José. 
   Hacía el Consejo General de La Rioja  :   
 La Asamblea de Parlamentarios intenta adaptar sus gestiones a las últimas de Clavero Arévalo. 
 Ya.    23/08/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

La Rio¡a acrecienta su afán preautonómko (y II)

Hacia el Consejo general de lo Moja la Asamblea de Parlamentarios intenta adaptar sus gestiones a las últimas de Clavero Arévalo

LOGROÑO

(Pe nuestro corresponsal José Lumbreras Pino.)

Quizás avivados por el clamor popular en que se está convirtiendo la campaña "Para la autonomía de la Rioja", a la que nos referíannos en la crónica anterior, la Asamblea de Parlamentarios, por fin, ha dado señales de vida, en un intento de volver a protagonizar el primer plano de un trascendental asunto que se le estaba yendo de las manos ante la insatisfacción por las gestiones que han venido realizando ante el Gobierno UCD, concretamente ante su ministro. Clavero Arévalo, quien ha ido, audiencia tras audiencia, desmontando todos los planes de nuestros parlamentarios, sobre todo al echar por tierra aquel "borrador preautonómico" cuyo consenso y realización tanto costó conseguir y que tan a bombo y platillo se aprobó y presentó a la opinión pública.

Pero esta opinión pública, al cabo ya de meses y diversas gestiones, tiene conciencia de que las negociaciones parlamentarios riojanos-Clavero Arévalo sólo han dado decepciones, y que, en realidad, se está en el principio y que es necesario volver a empezar por otro camino más fructífero que el recorrido hasta ahora. Aunque, eso sí, también hay que reconocer que todo lo "andado" —aunque en lo técnico se haya "desandado"—ha servido, sin duda, ¡para que hoy, incluso a nivel nacional, se tome como algo serio él empeño riojano de ser reconocido y respetado como un pueblo distinto de las regiones—país distinto de las regiones—País Vasco, Castellana y aragonesa— que la bordean geográficamente. Y eso, cuando no existía una auténtica tradición regional, ya es un paso importante, con el que será más fácil recorrer el difícil y largo camino que, seguramente, todavía queda por delante.

FRENAZO A CLAVERO

Asi tituló algún medio informativo riojano su crónica de la última visita realizada por los parlamentarios riojanos al ministro para las Regiones, tal como habla sido pactado cuando aquel "jarro de agua fría" en que el ministro echó atrás el borrador presentado por los riojanos. Porque en esta ocasión han sido los parlamentarios de la Kioja los que se han venido a plantar ante Clavero Arévalo diciéndole prácticamente "no" a las ofertas ministeriales, que no respondían a los deseos del pueblo riojano, mucho más tras la campaña popular a que nos venimos refiriendo.

El ministro vino a ofrecer la constitución de un simple ente de gestión y estudio socioeconómico de la realidad riojana, que viniera a ser una Diputación Provincial más ampliada, pero excluyéndose en realidad las clásicas transferencias preautonómicas que se están concediendo a las demás regiones. Y, naturalmente, los parlamentarios riojanos querían "algo" más, algo más parecido a la preautonomía.

La respuesta de los parlamentarios consistió en una reunión celebrada con la mayor urgencia y en la que se llevó a un nuevo consenso, pero partiendo de una base distinta. Se tomaron una serie de acuerdos, que se presentarán al ministro en próxima audiencia. Estos son los puntos de la nueva estrategia de la Asamblea de Parlamentarios.

Que por decreto se reconozca a la Rioja. como región singular y como realidad cultural, étnica y geográfica.

Que se oficialice el órgano que va a encauzar el proceso autonómico, basado fundamentalmente en la Asamblea de Parlamentarios.

Que este órgano tenga las siguientes representaciones: Representar a la Rioja, tener la facultad de dirigir los estudios pertinentes formular las peticiones necesarias de interés especial general y disponer de los medios adecuados.

El nombre de este órgano será el de Consejo General de la Rioja, funcionando con una permanente y un pleno.

La forma de esta propuesta estará en función del dictamen de los técnicos del Gobierno, consiguiendo su viabilidad legal.

Así están las cosas. Ahora queda esperar al tercer capítulo del proceso preautonómico riojano: el interés que el Gobierno UCD le merecen estas contraofertas de los parlamentarios riojanos. El pueblo, mientras, sigue apoyando el empeño, sin desalientos prematuros.

 

< Volver