Autor: Lumbreras Luengo, César. 
 Con desinterés popular y voces nacionalistas contrarias a la integración. 
 Castilla entró por el aro     
 
 Diario 16.    19/08/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

CASTILLA-LEON: UNA AUTONOMÍA SIN PIES NI CABEZA (I)

A pesar del desinterés, despreocupación y desconocimiento a nivel popular, los tres grandes partidos mayoritarios -UCD, PSOE y PCE-han iniciado el proceso autonómico de Castilla y León. Los tres grupos políticos también han despreciado las voces todavía poco autorizadas de frentes nacionalistas castellanos con poca fuerza, que decían y dicen a quien quiera escucharles, que Castilla y León no son ni iguales, ni parecidas, sino radicalmente diferentes. Pese a todo, Castilla ha entrado por el aro de la autonomía compartida. Sólo Segovia ha preferido no adherirse al proceso autonómico y ha elegido el centralismo de Madrid al de Valladolid.

«A Costilla le han secuestrado su memoria historica» (Anselmo Carretero)

A centristas y socialistas no les ha importado que Castilla y león no sean ni ¡guales, ni parecidas

Con desinterés popular y voces nacionalistas contrarias a la integración

Castilla entró por el aro

Texto:

César LUMBRERAS

Avila - El 26 del pasado mes de abril finalizó el plazo de adhesión de los municipios y aplicaciones de la región castellano-leonesa al proceso autonómico. Excepto Segovia que no" ha ejercido tal derecho, de acuerdo con la postura tomada por la UCD provincial, el resto de las provincias han entrado por el aro.

En Avila de un total de 247 Ayuntamientos, 195 votaron a favor del artículo 143, lo que supone un 89 por 100 del censo. En Burgos, fueron 268, lo que da un porcentaje del 75 por 100. En Palencia, 159 Ayuntamientos, con un 90 por 100. En Salamanca, 279, con un 78 por 100. En Valladolid, 171 Ayuntamientos sé sumaron a la iniciativa autonómica prevista en el articulo 143 de la Constitución, lo que supone un porcentaje del 84 por 100. En Zamora, fueron 208, con un porcentaje del 82 por 100. Soria dio resultados afirmativos para dicho artículo en 161 Ayuntamientos, un 92 por 100. Finalmente en León, 151 municipios se pronunciaron favorablemente, con un 70,15 por 100 del censo.

El pueblo a lo suyo

En Castilla, salvo las minorías politizadas, el proceso ha pasado sin pena ni gloria. Aunque todos los municipios tenían que emitir su voto, pocos son los ciudadanos de a pie que se han ocupado del tema.

Dado que UCD y el PSOE son mayoritarios en la región y partidarios del proceso autonómico castellano-leonés, ha bastado con que indicaran -a sus respectivos alcaldes y concejales la necesidad de adherirse al proceso para que esto sucediera. Focos han sido los Ayuntamientos y Diputaciones en los que haya habido debate y menos todavía los casos en los que el debate baya transcendido al pueblo.

«Castilla ha sido la primera y mayor víctima del centralismo unitario del Estado español, no sólo por la ruina económica, en que la ha dejado —basta con ver sus pueblos abandonados—, sino porque le han secuestrado su memoria histórica y con ella la conciencia nacional.» Esta sería, según Anselmo Carretero, la causa del desinterés que a nivel popular se da en los castellanos.

Anselmo Carretero es segoviano de nacimiento, aunque posteriormente vivió mucho tiempo en León.

Desde 1939 vive en el exilio y ha dedicado gran parte de su obra a estudiar el fenómeno de las diversas nacionalidades de España y más en concreto de Castilla. Es miembro del PSOE.

Tomando como punto de partida las teorías de Anselmo Carretero, han surgido varios grupos nacionalistas: Comunidad Castellana, asociación cultural con importante implantación en Segovia y Madrid. ´Y más recientemente la comisión organizadora de Unión Nacionalista Castellana (UNO, que pretende constituirse en partido político de carácter democrático y nacionalista.

Todos rechazan la idea de incluir a Castilla y León en una misma comunidad autónoma, para lo que se basan en hechos históricos. Castilla y León no son ni iguales ni parecidos, sino radicalmente diferentes.

El origen del reino de León está en la reconquista iniciada en Covadonga, que se extiende hacia el sur y fija su capital en León. Sonlos herederos de la monarquía neogótica de Toledo y conservan todas sus instituciones.

Por el contrario, Castilla «nació hace más de mil años como consecuencia de la obra de los foramontanos de Santander y de sus hijos. Se extendió hacia el sur en una lucha sangrienta (contra los moros y también contra el rey de León) que duró varios siglos. Su estructura era democrática y federalista. Su, estructura jurídica foral y representativa. Fue la primera democracia de Europa. Empezó en las montañas de Santander y sólo se detuvo en los lindes de las llanuras manchegas. Su fundaménto politico fue el concejo abierto de los Municipios; su culminación, las comunidades de la Villa y Tierra», según sé desprende del primer comunicado hecho público por la UNC. Cuando se produjo la Unión de Castilla y León, lo que se perpetuó fueron las instituciones y costumbres leonesas bajo el nombre de Castilla.

Tierras de Castilla

Contemplado desde este punto de vista, Castilla debería ser una Comunidad Autónoma por sí sola y abarcaría las siguientes provincias: Santander o Cantabria, Logroño o Rioja, Burgos, Avila, Segovia, Soria, Madrid, Guadalajara y parte de la provincia de Cuenca. También una mínima parte de las provincias de Valladolid y Palencia.

Sin embargo, esta postura no ha sido asumida por los partidos mayoritarios, ya que las dos regiones van incluidas dentro del mismo proceso autonómico. En opinión de un destacado miembro del partido gubernamental «esta postura es demasiado historicista y no se adecúa a la realidad actual que está más acorde con los planteamientos autonomicos del PCE, el PSOE y la propia UCD».

En la fiesta de Villalar se acusó a Modesto Fraile, diputado segoviano de UCD y vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, de ser el causante de la no adhesión de esta provincia al proceso autonómico castellano-leonés. «Lo que ha contado —manifestó Modesto Fraile a DIARIO 16— ha sido la opinión mayoritaria de nuestros alcaldes y concejales. Somos los únicos que nos hemos reunido tres veces para tratar del tenia de la autonomía. Los Ayuntamientos por mayoría estimaron que no era conveniente ejercitar el derecho que les concede el artículo 143. Ahora se impone un período de reflexión para pensar en qué momento puede replantearse esto.»

Respecto a si hubo presiones por parte de la UCD nacional o regional, manifestó que «nos han respetado, aunque hubo presiones cariñosas para que UCD de Segovia se incorporara al proceso de adhesión».

En opinión del .vicepresidente primero de la Cámara Baja, que a la vez es miembro de Comunidad Castellana, no se han tenido en cuenta las circunstancias históricas que confluían en León, por un lado, y en Castilla, por otro, a la hora de establecer los procesos autonómicos. Aunque no es partidario de que no se tenga en cuenta solamente la postura histórica, si cree conveniente el que se contara también con ella a partir de ahora.

Destacados´ sectores de la sociedad segoviana se muestran contrarios a integrarse en el proceso, porque prefieren seguir dependiendo del centralismo madrile,ño antes que del vallisoletano, provincia a la que se tiene una gran animadversión de en León,

Nuevo presidente

Pero mientras los continúan con sus disquisiciones y el pueblo llano continúa dedicado a sus labores, «pasando» por completo del proceso autonómico, la UCD y el PSOE siguen decididos a llevar adelante dicho proceso.

A mediados de julio se reunió el Consejo General de Castilla y León en Patencia. En dicha reunión se eligió un nuevo presidente, que dada la mayoría que .UCD ostenta en dicho órgano recayó en su candidato, el sanador búrgales José Manuel García Verdugo. El anterior presidente, Juan Manuel Reol Tejada, había dimitido del cargo. Los representantes leoneses asistían por primera vez a una reunión de este tipo tras su precipitada entrada en el proceso autonómico.

Por otro lado, el PSOE ya tiene elaborado su proyecto de Estatuto, mientras que la comisión encargada de estos menesteres de UCD ha finalizado recientemente el «borrador de proyecto de Estatuto» que habrá de ser aprobado por los órganos regionales del partida.

El partido gubernamental apoya la reducción del número de Consejerías del Consejo General de Castilla y León y la instauración de tres grandes áreas: la económica, que residiría en Valladolid; la política, que estaría en León, y la cultural, que tendría por sede Salamanca.

 

< Volver