Las provincias ricas se estancan     
 
 Ya.    31/12/1977.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Los provincias ricas se estancan

Pero transmiten parte de su dinamismo a las regiones circundantes • Las desigualdades regionales, un problema grave para la política autonómica • El paro y la inflación afectan más a las provincias con menos crecimiento económico.

Las provincias que venían manifestando una tendencia mas expansiva hacia e) desarrollo muestran en el mercado actual un cierto estancamiento, en parte debido a un fenómeno de saturación, según un informe de la revista "Situación", del Banco de Bilbao. El carácter dinámico se ha contagiado a las provincias vecinas, agrega la revista, en el caso de Vizcaya y Guipúzcoa respecto a Navarra, Álava, Burgos y Logroño; el de Barcelona respecto a Gerona, Lérida y Tarragonal, y, en menor propórción, el de, Madrid o Valencia respecto a Guadalajara y Toledo o Alicante.

No obstante, persisten las enormes diferencias regionales y provinciales, que van a pesar fuertemente en el tema de las autonomías. Es un hecho que el crecimiento económico en la mayor parte de los países desarrollados ha tendido a concretarse en determinadas zonas, donde se acumulan las actividades económicas más dinámicas. En estas zonas se absorben no sólo los recursos (capital y mano de obra) de la zona, sino los de otras regiones más atrasadas. Una vez

iniciado el proceso, el "gap" económico se amplía, y la acumulación de recursos en las regiones "predestinadas" es cada vez mayor.

El caso español es idéntico al de otros países, según "Coyuntura Financiera": las provincias con producción neta más alta "Vizcaya, Guipúzcoa, Barcelona, Valencia, Madrid) amplían progresivamente su participación total en la producción- total del país, mientras que las que tenían una participación inferior «guadalajara, Segovia, Teruel, Avila o Soria) pierden posiciones en términos reales.

Algo parecido supone si la comparación se efectúa en términos de renta "per capita". Ya se sabe que la renta por habitante de Vizcaya ó Madrid equivale a 2,4 veces la de Lugo o Cáceres. pero es qué en los últimos veinte años no se han producido variaciones sustanciales en cuanto a las cinco provincias que copan los primeros puestos y las cinco que ocupan el final de la lista. Eso sí, se ha producido importantes desplazamientos en las zonas intermedias del "ranking", pero cabeda y cola permanecen impertérritas.

LAS PROVINCIAS POBRES, CON MAS PARO

Incluso la crisis económica no afecta por igual a las diferentes provincias. Según estudios del Instituto Nacional de Estadística realizados a finales de 1976, las provincias con mayor crecimiento de recursos mostraban tasas de paro inferiores a la media. -Causas: en las provincias "pobres" abundan sectores muy sensibles a la coyuntura (construcción, -turismo, etcétera), descenso de la inmigración, bloqueada por las provincias "ricas", y caída de la inversión, al no disponerse en, zonas deprimidas de empresas con suficiente envergadura.

Las desigualdades expresadas se extienden a todos los ámbitos (educación, sanidad, equipamiento familiar, etc.), por lo que no sólo cabe hablar de escasez cíe recursos en las provincias menos desarrolladas, sino también de inferior nivel de bienestar.

Por lo tanto, a la hora de enfocar el tema de las autonomías es preciso colocar al lado de la. exigencia regional de auotogobierno el tema de la solidaridad. Solidaridad que permita asignar recursos á las regiones con menos crecimiento económico acumulado para permitir equilibrar en cierta forma el desarrollo regional Parece que la cuestión de las autonomías no se podrá resolver, al menos sin grave riesgo, sin que «e solucione paralelamente este problema.

 

< Volver