Madrid y la autonomía     
 
 Informaciones.    26/05/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INFORMACIONES

Madrid y la autonomía

LA delicada, adaptación de Madrid y su provincia al esquema de la nueva ordenación española —que se está configurando como un federalismo imperfecto— ha sido tema principal de las reuniones de los parlamentarios madrileños y de las reacciones de sus colegas manchegos, generalmente contrarios a una entrada de Madrid en la proyectada región autónoma Castílla-La Mancha.

Las soluciones no están aún claramente delineadas, aunque ya es evidente que son muchas las opciones razonablemente posibles. Sin embargo, lo que desde ahora parece evidente es que hay que resolver las cuestiones primordiales antes de trazar esquemas político-geográfico-administrativos determinados.

£1 primer problema es la posibilidad real de que se acentúen, al adoptarse soluciones precipitadas, los problemas ya existentes de desequilibrio entre el monstruo del gran Madrid y las regiones castellanas y manche-gas circundantes.

Antes de cualquier otra medida, importaría resolver de una vez la carga asfixiante y hasta ahora mal compensada de la capitalidad del Estado que pesa sobre ese gran Madrid •—resolverla mediante la asunción por parte de la Administración de los gastos correspondientes a su residencia en Madrid, permitiendo así a los distintos presupuestos de los organismos madrileños la dedicación a necesidades auténticamente locales—, para que el gran núcleo capitalino no deba exportar problemas, o incluso pobreza, a su entorno castellano manchego.

Después vendría ya la cuestión de su adhesión o su exclusión, o de la posible escisión del gran Madrid, separado de su provincia y transformado en un distrito federal. Pero cualquier opción puede fracasar si el carácter diferencial de una capital que es la de todos los españoles y que está gravada por la agobiante presencia de los organismos gubernamentales, administrativos y parlamentarios del Estado, no es reconocido.

 

< Volver