Cataluña y Asturias absorben casi la mitad de las inversiones del INI     
 
 Diario 16.    20/03/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario 16/20-marzo-79

Cataluña y Asturias absorben casi la mitad de las inversiones del INI

MADRID, 20 (D16).- A finales del año I977, tanto las inversiones del Instituto Nacional de industriacomo el empleo generado en cada una de las regiones españolas acusaban un fuerte grado de concentración. Sólo dos regiones, Asturias y Cataluña, absorbían el 40 por 100 del volumen total de inmersiones y del empleo, según un estudio reciente elaborado por este organismo empresarial público.

Las inversiones acumuladas del INI hasta el 31 de diciembre de 1977 superaban ligeramente el billón de pesetas y la región o nacionalidad más favorecida por estas inversiones ha sido en estos últimos años (es decir, desde la creación del INI en el año 1941) la región catalana, que absorbía el 19,7 por 100 del inmovilizado acumulado hasta diciembre del año 1977.

La segunda región era en la misma fecha Asturias, con el 18,2 por 100 del inmovilizado total del Instituto. Las inversiones del «holding» de empresas del Estado en cada, una de estas dos regiones totalizaban, respectivamente, 216.111 millones de • pesetas y 199.796 millones de pesetas.

Diferencias

Fuera de estos dos grandes de la inversión pública, las restantes regiones españolas quedan a larga distancia de las mismas. La tercera en importancia por el volumen de inversiones es Galicia, que absorbía el 8,3 por 100 de las mismas, con 90.082 millones de pesetas, gracias a las fuertes inversiones realizadas en estos cuatro últimos años en el desarrollo de proyectos relacionados con la energía eléctrica (central de Endesa en Fuentes) y con el aluminio (complejo de San Ciprián, en la provincia de Lugo).

En materia de empleo generado por tales inversiones, las dos regiones mencionadas en primer lugar, Cataluña y Asturias, generaron el 40 por 100 del número total de trabajadores que tiene el INI en sus nóminas, que era de 240.321 a finales del año 1977. En este caso, Asturias se lleva la primera plaza, ya que un total de 53.292 trabajadores de la región pertenecen a empresas del Instituto, mientras que en Cataluña los trabajadores de las empresas del INI son 43.092. En esta ocasión hay una tercera región en discordia, que tiene un volumen de empleo bastante elevado en comparación con las inversiones realizadas, que es Madrid, con 36.926 personas, lo que representa el 15,4 por 100 de la fuerza laboral del Instituto.

Sectores y regiones

La publicación de estos datos no viene a descubrir ninguna novedad en la estructura financiera de este grupo empresarial público, ya que el Instituto se ha orientado tradicionalmente por una política marcadamente sectorial en sus inversiones y nunca ha pretendido —salvó contadas excepciones, de origen muy reciente— promover expresamente el desarrollo regional. Alrededor del. 90 por 100 de las inversiones "del INI tienen una motivación estrictamente sectorial y responden a la necesidad de promover la fabricación y el abastecimiento de determinadas materias primas y productos básicos, en sectores de muy elevada inversión y capitales intensivos.

Un reciente estudio realizado por expertos del Instituto señala precisamente !a escasa motivación de desarrollo regional que ha inspirado algunas inversiones del Instituto y sus escasos efectos sobre el desarrollo económico de alguna región. En concreto, y refiriéndose al caso de "Asturias, el mencionado estudio señala que «mientras que Asturias no ha conseguido un desarrollo autosostenido pese a la masiva presencia del INI, Cuadrado (economista que ha analizado el caso andaluz) sugiere la causa opuesta, esto es, una insuficiente aportación de la empresa pública industrial entre los múltiples factores determinantes del estancamiento andaluz».

La teoría más extendida es que las inversiones masivas del INI no contribuyen a desarrollar económicamente una zona geográfica cualquiera, más que en circunstancias muy especiales. El estudio mencionado señala que la estrategia de ayuda ´al desarrollo regional del INI se ha centrado últimamente, más bien, en la creación de sociedades de desarrollo industrial en cada una de las regiones necesitadas de apoyo económico con las que canalizar nuevos proyectos. En este sentido se señala como tarea prioritaria de las Sociedades de Desarrollo

Industrial (SODI) las de

cubrir las deficiencias financieras de las regiones a promociónar, mientras que la aportación de estas sociedades en la lucha contra el paro estructural está llamada a desempeñar papeles más bien modestos, ya que el volumen de recursos propios de las mismas a comienzos del año 1978 representaba sólo el 2 por 100 de los recursos destinados al seguro de desempleo. Estas sociedades pueden servir más bien como instrumentos de atracción de proyectos y de recursos financieros.

Durante el año en curso, los proyectos del Instituto Nacional de Industria en este terreno se van a materializar en la consecución de unos cien proyectos viables para desarrollar en las cuatro regiones españolas que Cuentan ya con Sociedades de Desarrrollo Industrial, es decir, Galicia, Andalucía, Canarias y Extremadura.

De esta cartera de cien proyectos se pretende poner en marcha dentro del año, previa aprobación por el Gobierna y una vez conseguidos los recursos Financieros necesarios, alrededor de cincuenta, lo que generaría unos 7,000 puestos de trabajo en las cuatro zonas mencionadas por medio de unas inversiones del orden de los 15.000 millones de pesetas que requerirían una inversiones financieras aproximadas de 1.600 millones de pesetas.

DISTRIBUCIÓN POR COMUNIDADES

AUTONÓMICAS DE LA INVERSIÓN Y EMPLEO DE

LAS EMPRESAS DEL GRUPO INI

 

< Volver