Autor: Cabrera, Antonio. 
   Soy un andaluz     
 
 El País.    20/08/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Soy un andaluz que el 28 de febrero votó afirmativamente a nuestra autonomía plena, y que en estos momentos se encuentra un poco confuso, al igual que muchísimos andaluces, con todo el lío que hay formado entre los partidos PSA-PA y PSOE, lío en el cual se encuentra también metido el presidente, Escuredo.

Observo con estupor cómo Rojas Marcos declara no reconocer la representatividad de la Junta de Andalucía, cuando ésta está ocupada en sus consejerías por (os distintos partidos políticos, según sus votos del pasado 1 de marzo de 1979. Si no reconoce este señor esta representatividad, no sé cuál va a reconocer.

Por otro lado, observo, y esto todavía me causa más estupor, la división habida en el homenaje a Blas Infante, y por lo que se ha producido esta división. Parece ser que el Partido Andaluz propuso que dicho acto sirviera al mismo tiempo para reivindicar la igualdad constitucional para todos los pueblos de España, propuesta que fue rechazada (?) por los demás partidos representados en la Junta; es decir: PSOE, con Escuredo al frente; PCE y UCD. Al PSOE y al PCE les haría las siguientes preguntas

(no me sorprende el rechazo de UCD, porque está demostrado que no quiere dicha igualdad): ¿Cómo se rechaza esto? ¿Es que no queremos esa igualdad? Personalmente, no entiendo esta postura, y si uno ya sabe que estos señores, en su día y por consenso, crearon y votaron una Constitución discriminatoria en el tema autonómico para las nacionalidades no históricas, y que hace pocos meses votaron y aprobaron una ley de Financiación de las Autonomías, que parece ser que igualmente discriminaba a Andalucía —voto afirmativo que debería explicar públicamente el señor Escuredo—, yo lo que llego es a la conclusión de que estos señores no quieren la igualdad que el PSA reivindicaba.Antonio Cabrera. Jerez de la Frontera.

 

< Volver