Martín Villa, el el Siglo XXI. 
 El Estado de las autonomías será una realidad en el plazo previsto     
 
 ABC.    11/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MARTES 11-11-80

NACIONAL

Martín Villa, en el Siglo XXI

El Estado de las autonomías será una realidad en el plazo previsto

MADRID. «Las autonomías son posibles, han sido necesarias y serán útiles y eficaces para mejorar las formas de vida de todos nuestros pueblos y comunidades, para impulsar el dinamismo económico, favorecer la creación cultural y para potenciar la gobernabilidad y la administración del Estado en sus distintos niveles territoriales.» En estos términos se expresó ayer noche, en el Club Siglo XXI, el titular de la cartera de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa, en la conferencia que dictó sobre el tema «Autonomías posibles».

Insistió el señor Martín Villa en que son posibles las autonomías que quiere el pueblo español, que desean las comunidades historicas y las diferentes regiones y que están previstas en la Constitución. «Y son posibles las autonomías —añadió— asumiendo, como, vamos a hacerlo, en toda su plenitud y con la interpretación más generosa y extensiva posible los actuales Estatutos de Cataluña, del País Vasco y de Galicia y los que en su día se apliquen en las restantes Comunidades autónomas.»

En este orden de cosas, el ministro siguió explicando que son posibles unas autonomías que responderán plenamente al diseño final del Estado autonómico que determina nuestra Constitución y que «debe constituir el objetivo básico de la acción de los partidos políticos parlamentarios», matizó.

COMPLETAR EL PROCESO AUTONÓMICO

Luego de subrayar que el Gobierno está firmemente decidido a completar el proceso autonómico, a culminar la España de las autonomías y a consolidarla de manera estable y definitiva en los dos próximos años, Rodolfo Martín Villa aseguró que «el Estado de las autonomías va a ser una realidad, y a serlo dentro del plazo, a pesar de lo ambicioso del proyecto y de sus dificultades a lo largo de nuestra reciente historia».

En otro momento de su intervención puso de relieve que existe una evidente conexión histórica en España —según sus palabras— entre la democracia y el federalismo, primero, y las autonomías después. «Sólo eso explica —dijo— que cada cambio político de carácter democrático acaecido en nuestro país se resuelva en la adopción de un esquema federal, como en mil ochocientos setenta, y tres, o bien de un sistema autonómico, como en mil novecientos treinta y uno y mil novecientos setenta y ocho.»

«No se ha comprendido —dijo también— a veces el enorme esfuerzo político de UCD y el personal de su presidente para posibilitar el Estatuto vasco, que supusiera la aceptación real de la Constitución por una parte tan esencial del pueblo español como es el pueblo vasco. O la decidida intención de "meter" a los nacionalistas catalanes en el Estado. Es claro que ha habido fallos, algunos graves, por ejemplo,.en Galicia y Andalucía, que son la expresión concreta de que los pueblos de España no admiten otro trato que el que se deriva de la igualdad y de una auténtica capacidad que hay que atribuir a todos y exigir a todos.»

 

< Volver