Autor: Javierre, José María. 
   Desequilibrio regional     
 
 Ya.     Página: 6-7. Páginas: 2. Párrafos: 22. 

SIETE DIAS

DESEQUILIBRIO REGIONAL

Por ejemplo, el algodón. De la política no depende la Salvación o la condena eterna do los hombres, desde luego, La política simplemente crea un marco para ser o felices o desgraciados aquí en la tierra, en la corta y apasionante trayectoria, extraña, cosa, que llamamos la vida. La política les proporciona comida o los mata de hambre. Simplemente. Por ejemplo, el algodón.

Tomé usted por referencia la linea del Ecuador, esa simbólica faja que abraza la cintura del planeta. Del Ecuador hacia el Sur, la producción mundial de algodón es prácticamente nula: un 7 por 100 del total. Sacia el Norte, del Ecuador al paralelo 20, se obtiene un 11 por 100 de la producción algodonera. La nona realmente productora de algodón está comprendida entre los paralelos 20 y 40, con el 82 por 100 del total mundial.

Andalucía cae de lleno en la franja algodonera. Y efectivamente, cumple, su deber: España produjo, en 1976, 129.000 toneladas de algodón, de las cuales 113.000 fueron andaluzas y 16.000 de otras regiones.

Así, el algodón representa una potencial fuente de riqueza inmediata para una de las bolsas subdesarrolladas de nuestro país.

¡Y qué?

Allá voy.

El consumo español de algodón alcanza las 5SO.OOO balas año.

En la campaña de 196S, España produjo 518.000 balas, sólo importó 18.000. Para obtener ese fruto, el cultivo ocupó S50.000 hectáreas.

En la campaña de 1916, el cultivo de algodón se redujo a

50.000 hectáreas, con un resultada de 130.000 balas: hubo que importar algodón por un total de 14,000 millones de pesetas.

Y Andalucía, en la ruina

¿ Por qué?

La política.

Madrid, que planifica, planifica mal, desde lejos. Y tardíamente. Las fluctuaciones de precio traen loco al agricultor. La mecanización es costosa, o causa de la pequenez de las parcelas; los costes de producción alcanzan cifras superiores a otros países, y la calidad del producto desciende. Lógicamente, los hiladores catalanes buscan el algodón donde sea bueno y barato. Al menos, más barato. También es su deber. Sin contar con que España ha de firmar tratados de intercambio, por ejemplo con Egipto: traer algodón y venderles maquinaria. La política. Sumando además que el algodón ha de viajar del sur hasta Cataluña y Valencia para cumplir el proceso fabril: luego regresa confeccionado y encarecido por una serie de valores añadidos.

SALIR DEL ATASCO

ÁNDALUCIA levanta estos meses la Voz y pregunta que ocurrirá en la España de después del 15 de junio cuando montemos las autonomías programadas.. La alarma formulada en Andalucía inquieta calladamente a otras regiones españoles. Jordi Pujol ha dicho en Sevilla que las tres condiciones para asegurarle a España un futuro hermoso y pacifico son: democracia, autonomía y desarrollo. Las regiones pobres temen que al trazar las bases democráticas de la autonomía, una distribución insolidaria de recursos hunda para siempre jamás a las regiones subdesarrolladas en el poso negro de la miseria.

Quieren salir del atasco, y preguntan cómo.

Andalucía necesita dialogar con Cataluña. A causa del millón de emigrantes andaluces que han ido a buscar salario en el país catalán. El cinturón de Barcelona tiene personal andaluz para llenar dos ciudades como Sevilla y Málaga. Sería idiota perder tiempo en fomentar la rabia de la región pobre contra la rica o el desprecio del país rico contra el pobre. Tampoco esperemos a corto plazo un milagro por el camino de la lucha de clases. Los mocefones

José María JAVIERRÉ (Continúa en pág. sigte.)

Desequibrio regional

(Viene de la pág. anterior)

del cámpo andaluz: vienen todavia buscar una mujer en el pueblo del origen para casarse con ella,.., y llevarla a Sabadell. Allá ganan bien. Construyen un hogar poco a poco. ´´Inicia» un proceso de integración que será cabal en sus hijos. Andalucía pregunta: ¿Hasta cuándo nuestra gente habrá de continuar cruzando la raya de Despeñaperros a la búsqueda de un puesto de trabajo? ¿Y qué haremos pora acoger a los andaluces que se fueron pero conservan la, voluntad de retorno? De Cataluña, lógicamente, regresará nada más un porcentaje reducido, porque la integración es fácil. Pero de Alemania, de Bélgica, de Suiza sí retornarán. Qué hacer para ellos? {Cómo salimos del atasco?

VOLUNTAD DE SER DESDE Andalucía hemos pedido a un notable político catalán que inicie un diálogo concreto. ¡Qué tipo extraordinario, Jordi Pujol! Ama su país

catalán "ferozmente". Y ama España, cuenta con la presencia activa y fraternal de Cataluña en la trayectoria inmediata de las otras regiones de España. Considera catalán a toda persona que viva y trabaje en Cataluña, con tal no se coloque en actitud hostil hacia el país que le acoge. Hombre joven, no entiendo cómo le caben tantas cosas en su biografía: los estudios, la rebeldía juvenil, los entusiasmos, la conspiración, la cárcel, viajes, empresas, planes financieros y un partido político que pisa fuerte y derecho. Yo he conocido ya tres o cuatro españoles jóvenes que están construidos con el material característico de los grandes estadistas, los políticos que nos ganarán un puesto en el horizonte europeo.

Pujol es uno de los tres, de los cuatro. Le va a tocar cumplir hoy el papel que ojalá hubiera sido posible hace años a Cambó, si bien Pujol trae un costado abierto a inquietudes y urgencias claramente nuevas que ahora pertenecen a la izquierda. Un pensamiento nítido, una palabra serena, pausada, que gira en círculos concéntricos alrededor del asunto. La dosis precisa de buen humor para convertirle en dialogante simpático. Y honesto; no pasa por movimiento mal hecho, no le hace una concesión ni al lucero del alba: jamás da una respuesta de circunstancias para salvar la cara. O se calla o contesta de frente. Un periodista sevillano, equivocó el nombre al preguntar en la rueda de prensa:

—Dígame, señor Cambó..

Ojalá. Qué buen hombre catalán para tender los puentes firmes con todas las regiones de España.

¿Y dijo Pujol cómo se sale del atasco?

Sí, lo dijo. No en términos económicos más o menos apresurados. Comenzó hablando de economía y terminó llevándonos al terreno de la cultura, de las ganas de vivir, de la voluntad creadora. Sin disimular los esfuerzos que nos aguardan. El podía exigirnos, porque es el político catalán que desde hace años investiga las condiciones sociales de los emigrantes y dirige un equipo de técnicos que desea colaborar en el desarrollo industrial de Andalucía.

Entramos ahora en plena algarabía electoral. En otoño, las regiones pobres de España han de meditar a fondo una expresión de Jordi Pujol:

—Andalucía se salvará, sólo se salvará, si los andaluces la salvan.

;Ah!, y dijo, además, que la riqueza de Cataluña no está en sus dineros, que los hay más abundantes en Madrid. La riqueza de Cataluña está en la voluntad creadora de sus hombres

José María JAVIERRE

 

< Volver