Superávit para la balanza básica     
 
 Ya.    14/04/1973.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Superávit para la balanza básica

De "Actualidad Económica":

"Las previsiones oficíales que hablan de un superávit cercano a los 1.500 millones de dólares para la balanza básica española, se han visto confirmados por la realidad. A falta de los reajustes y nuevas clasificaciones que exige la elaboración de la balanza de pagos, el registro de caja de las operaciones con el exterior, publicado por el Banco de España, arroja un superávit de 1.473 millones de dólares para 1972.

El sector exterior se encuentra fuera de problemas a corto y medio plazo, escapando así la economía española de la pesadilla que la vino persiguiendo en la mayoría de los años de la década del sesenta. Estamos en plena época de superávits en la balanza por cuenta corriente, en la balanza de capitales—como de costumbre—y, por tanto, en la balanza básica.

En la balanza de pagos correspondiente a 1972 hay algunos datos que contrastan claramente con los registrados en el año anterior. El primero de ellos es el incremento del déficit comercial en cerca de 800 millones de dólares, debido al fuerte y saludable incremento de las importaciones. El segundo es la disminución del superávit de la balanza por cuenta corriente, y el tercero, el fabuloso incremento experimentado por la balanza de capitales: de un saldo de 462 millones de dólares en 1971, pasa a otro de 892 millones en el pasado año, • La balanza de capitales española, sin embargo, está alcanzando un volumen que se hace necesario vigilar, aunque sólo sea con el fin de no caer en malentendidos; nos referimos al desorbitado incremento que están alcanzando, por un lado, las inversiones en inmuebles—unos 402 millones de dólares, es decir, + 80 por 100 sobre 1971— y los créditos y préstamos , a empresas españolas: 934 millones de dólares, frente a 525 millones en 1971.

Si por razones de metodología conviene seguir considerando todos los créditos y los préstamos como capital a largo plazo, por razones económicas interesa recordar que ese plazo no supera en la mayoría de los casos.el año o los dos años. La prueba es que los pagos por amortizaciones e intereses de esos créditos y préstamos también saltan de un año a otro de 403 millones de dólares a 780 millones. Es bueno que nos internacionalicemos, pero es malo que creamos que esos superávits son fruto fundamental de la economía española.

Las exportaciones, los servicios españoles y las transferencias de nuestros trabajadores produjeron un superávit de 650 millones de dólares. La diferencia hasta los 1.500 millones de dólares de superávit de la balanza básica procede de las inversiones extranjeras, de los créditos y préstamos y de las adquisiciones de bienes inmuebles españoles por extranjeros, que alcanzan la fabulosa cifra citada de 402 millones de dólares.

Cuando las causas explicativas de los famosos y tan proclamados superávits están viciadas por partidas tan ajenas a nuestra economía como algunas de las citadas, más vale replantearse las cosas y pensar si ante el hecho de que el sector exterior español ya no es origen de problemas, no será necesario adoptar una nueva política que haga posible producir superávits que tengan un origen más productivo y... más español. Y sin contradecirnos, sabemos que el único camino no es otro que la liberalización."

 

< Volver