Política económica     
 
 Informaciones.    14/04/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

POLÍTICA ECONÓMICA

PROSIGUEN las quejas oficiales españolas por el proteccionismo agrícola del Mercado Común. El señor Allende, ministro de Agricultura, ha insistido también esta semana sobre este problema, que bien pudiera impedir se alcanzara un acuerdo global entre España y los «nueve» dentro del presente año. «El trato de favor qué viene dándose —dijo— en algunos países a la exportación representa un elemento perturbador adicional para la producción y exportación agraria española, ya que al perjuicio que representa la dificultad de penetración en el mercado europeo se suma la distorsión de las condiciones del mercado internacional. Para llevar a cabo una política de concertación internacional en materia agrícola, como propugnamos (...) es necesaria una mayor liberalización de los intercambios».

El ministro de Comercio, ante la Cámara de Comercio Hispano Alemana, afirmó: «El acuerdo preferencial firmado entre España y la Comunidad Económica Europea se encuentra en trance de revisión, no sólo por la ampliación de la misma a tres miembros nuevos, sino por la propia rigidez de la política comunitaria, particularmente en el sector agrícola (...). Yo comprendo que precisamente la política agraria de la C.E.E. es uno de los "caballos de batalla" de más difícil solución. Pero también es cierto que es precisamente la República Federal Alemana la menos beneficiada de esa política comunitaria. Yo estoy convencido dé que sin invocar una vez más esa vieja amistad hispano-alemana que en esta Cámara tiene una muestra institucional prestigiosa, ustedes son conscientes de la necesidad y, por consiguiente, de la exigencia española de romper el cerco agrícola comunitario en la revisión de nuestro acuerdo».

En sus recomendaciones anuales, la O.C.D.E. (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) indica la conveniencia de que España acelere su crecimiento y liberalice sus importaciones. Tiene la O.C.D.E. la subida de los precios como un factor cada vez más preocupante en nuestro desarrollo económico.

Por primera vez en cinco meses —ateniéndonos al tema de los precios— ha dejado de sonar la «señal de alerta» del coste de la vida. Se detecta, sin embargo, la existencia de graves especulaciones con los productos alimenticios como consecuencia de las medidas gubernamentales de precios máximos a nivel provincial y no nacional. El mismo producto tiene distintos precios en las diferentes provincias, lo que origina trasvases fraudulentos desde las zonas de precio más bajo hasta aquellas donde se ha alcanzado el precio máximo. Este reino de taifas ya está provocando desabastecimientos de algunos artículos en los mercados de precios mas baratos.

 

< Volver