La industria de la construcción y los servicios médicos de empresa     
 
 ABC.    10/02/1960.  Página: 54. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN Y LOS SERVICIOS MÉDICOS DE EMPRESA

Seeútt informes qqe llegan hasta nosotros, la aplicación del Reglamento de los Servicios Médicos 4e Empresa, «probado por orden ministerial de 21 de noviembre último, está dando lugar en determinadas industrias, sobre todo en las dedicadas a, la construcción, a una serie de difíciles problemas, debidos, probablemente, a que sus especiales características no han sido consideradas con la amplitud que merecen. Dei tema se ha ocupado recientemente la "Gaceta de la Construcción", órgano de «ste amplio sector del trabajo y la economía nacionales, cuyas fuentes informativas le permiten un total conocimiento del asunto.

En efecto, las peculiaridades y circunstancias de esta gran industria exigen que su desenvolvimiento sea totalmente distinto del de otra clase de empresas, por ejemplo, la* siderúrgicas, mineras, comerciales, etcétera, ya que en estos casos se trata de industrias estáticas, por así decirlo, mientras que la construcción, por su misma índole, por la diversidad de sus tareas y la amplitud de su radio de acción, ha de trabajar eá condiciones tan variadas como complejas., En ocasiones, la premura de una obra comporta una verdadera lucha.contra reloj; otras, por causas de fuerza mayor, casi siempre a;enas a la voluntad de la propia empresa, los trabajos que se empiezan hoy han de suspenderse a los pocos días, con ¿1

inevitable despido de obreros. Hoy, por ejemplo, es preciso concentrar dos mil, trabajadores en un determinado sitio; mañana habrá qué distribuir un centenar entre veinte lugares. La industria de la construcción ha de´moverse sin cesar: sus casas son barracones portables; sus instrumentos, su utillaje ha de Ser rodante; todo es puro dinamismo, desde el andamio que se iza o se arría hasta la excavadora o la hormigonera trashumantes. Esta corta ´enumeración, no conipleta, de las diferentes actividades y características de la industria constructora basta para comprender .que una disposición pensada, en términos generales, para industrias sedentarias en su mayoría será de muy difícil acomodo en aquella otra, esencialmente dinámica.

Por todo ello confiamos en que los órganos rectores del Servicio Médico de Empresa, con los asesoramientos que juzguen oportunos, entre los que no faltará, sin duda, el de la Organización Sindical, debidamente informada, a su vez, por los Grupos y Subgrupos interesados "en el problema, dictarán las normas complementarias que la solución de éste requiere.

 

< Volver