La "Enfermedad Sanitaria"     
 
   28/09/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA ENFERMEDAD SANITARIA"

Meses pasados, la huelga, de médicos internos y residentes, a cuenta de las reivindicaciones subsiguientes despidos de los M, I. R. del psiquiátrico de Oviedo, evidenció una vez má» la crisis de ¡a estructura sanitaria del pais. Ahora, aunque por distintos motivo», loa médicos psiquiatras y perenal auxiliar de la Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco (Madrid) están llevando a cabo un encierro-protesta en el centro a causa de lo qwe consideran una deficiente estructuración de la sanidad mental en Madrid.

No entramos en el fondo de la cuestión ni opinamos spore la forma en que la reivindicación se está llevando a cabo. Pero es indudable que los recluidos obran por motivaciones encomiadles. Expresan así su protesta por la reducción de camas para enfermos mentales y la concentración de la asistencia a estos pacientes en un solo hospital, en contra de lo que aconseja la terapéutica que precisan Zos enfermos mentales. Por otra parte, su encierro no menos-caí>a su atención a los pacientes.

La Diputación Provincial, de quien depende este servicio, ha emitido una nota, replicada por los médicos recluidos; pero los argumentos de unos y otros versan sobre to que sólo es un aspecto localizado de 2a enfermedad da nuestro» servicios sanitarios, El problema de fondo resida en la precariedad de nuestra infraestructura sanitaria. No alcanzamos el índice de cama» por habitante recomendado por la Organización Mundial de la Salud, tampoco llegamos al índice médicos-habitante, pese a lo cual muchas profesionales de la medicina trabajan en régimen de subempleo u optan por la emigración; se está revelando por algunos .medios de información las deficiencias de organización de muchas instalaciones hospitalarias; hace pocas semanas se reconocía qv* cientos de españoles mueren cada año por falta de ríñones artificiales; sigue sin llevarse a cabo ese necesaria «Libro Blanco» de la sanidad española que contabilice racionalmente necesidades y Ja-líos; el repetidamente solicitado Ministerio de Sanidad sigue siendo una perspectiva remota, etc.

El problema de nuestra asistencia sanitaria no es, desde luego, de sueldos, condicione» laborales, enseñansa, Instalar dones o métodos. Es un problema de conjunto; resolver uno de aquellos condicionar •mientas aisladamente condur eirá a bien poco.

 

< Volver