El problema profesional     
 
 Informaciones.    04/12/1971.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL PROBLEMA PROFESIONAL

LA Facultad de Medicina de Jft Universidad de Barcelona permanece cerrada. El paro es total en la de la Universidad Complutense y la huelga se ha extendido a las Facultades ds Medicina de La Laguna ¡Santa Cruz de Tenerife) y Valladolid.

Ayer tarde, el comité central de huelga de los estudiantes de Medicina franceses organiza una manifestación «monstruo» en París en protesta por el concurso de méritos establecido pa ra acceder a la carrera, y para el día 6 otra manifestación de estudiantes de Medicina recorrerá la capital hasta el Ministerio de Salud Pública,

No es casual la conjunción en el tiempo >3e ambos problemas, ni el -ano tía, seguido al otro por mimetismo. El malestar que puede observarse en las clases medias de los países desarrollados ha sido superado por eí descontento de los profesionales >en formación o agregados ya de la Universidad).

Inquietud que se extiende ft países como España, que aún no ha logrado la plena madurez industrial.

Problemas técnicos, de atribución profesional, de desempleo, da dotación universitaria, de planes de estudio, de masificación, se conjugan pa ra concitar el malestar profesional. En España ha sido la profesión médica la >jue con más fuerza ha expresado su descontento. El problema de ka M. I. R. (médicos internos o residentes) del Hospital Psiquiátrico de Oviedo fue el comienzo de una cadena casi ininterrumpida de sonoras reivindicaciones.

Básicamente los estudiantes españoles de Medicina protestan por ur¿ mtevo plan de estudio Que entraña siete cursos, todos ellos selectivos. La selección —como en Francia— vierte obligada por la falta >3e medios docentes y hospitalarios en >jue formar adecuadamente a ios profesionales de la Medicina. Pero los estudiantes no desean sufrir en su propia carne las deficiencias de la infraestructura sanitaria del país.

En España, concretamente, no disponemos d« suficientes médicos por habitante, ptíro, a! tiempo, tenemos desempleo y subempieo médico.

Cuantió ¡líenos, los estudiantes españoles tíe Medicina aspiran a que el curso rotatorio ? obligado de prácticas se haga con el título ya expedido, contrato de trabajo y remuneración. Existen otras reivindicaciones, pero quizá sea esta la que entraña una justicia ITUÍX evidente.

Con las vacaciones universitarias a pocos días %´ista, el tema podría parecer de tono menor o circunscrito tan sólo al ámbito estudiantil. No parece ser asi. El problema médico es uno de los componentes del problema profesional. Recordemos la frustración de las ingenierías técnicas o los niveles desusados tie paro en bastantes ingenierías superiores y el desempleo crónico de tituladas en tantas Facultades humanísticas.

4 de diciembre de 1971

 

< Volver