Solicitus presupuestaria de la Seguridad Social. 
 Un billón trescientos mil millones de pesetas  :   
 Las solicitudes presentadas en Hacienda para la confección de los Presupuestos Generales del Estado pueden sumar tres billones de pesetas. 
 Ya.    21/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SOLICITUD PRESUPUESTARIA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

UN BILLON TRESCIENTOS

mil millones de pesetas

Las solicitudes presentados en Hacienda para la confección de los Presupuestos Generales del Estado

pueden sumar más de tres billones de pesetas

En 1.300.000 millones de pesetas se cifra la solicitud presupuestaria que al parecer presentará la

Seguridad Socia1 en e1 Ministerio de Hacienda para el próximo ejercicio, según han informado fuentes

competentes. Si se confirma la citada cantidad, la Seguridad Social casi duplicaría sus pretensiones

presupuestarlas con respecto al pasado año, en que éste rebasaba la cifra de los 800.000 millones de

pesetas.

Precisamente la solicitud presupuestaria de la Seguridad Social junto con la de algunos organismos

autónomos, son las que faltan por recibirse en el Ministerio de Hacienda tal como han informado a YA

fuentes del citado Departamento.

La totalidad de los Departamentos ministeriales ya han presentado sus solicitudes presupuestarias, por lo

que han comenzado las negociaciones entre los técnicos de Hacienda y los de los respectivos

Departamentos para ajustar las cifras definitivas que llevará el Gobierno a las Cortes. El retraso en la

presentación de los presupuestos de la Seguridad Social y de los organismos autónomos pendientes puede

retrasar la remisión a las Cortes del borrador definitivo de los Presupuestos Generales del Estado, que

estaba anunciada para primeros del mes de octubre.

Según todos los indicios, las solicitudes globales presupuestarias presentadas en Hacienda pueden ser

superiores a loa tres billones de pesetas, o al menos acercarse mucho a esa cifra.

Por su momento no aparece clara ninguna justificación en la tardanza de presentación de loa presupuestos

de Seguridad Social y sus entidades gestoras, considerándose en círculos de la Administración que siguen

manteniéndose serias reticencias para que el Estado pase a controlar dichos presupuestos. Según todos los

Indicios, sigue sin resolverse e! problema de cómo se se instrumentará el control de dichos presupuestos,

pues, al parecer, la intención de Hacienda de que sea la Intervención del Estado la que lo haga en

términos parecidos a la del resto del sector público no termina de ser aceptada por los responsables de tan

gigantesco organismo, que tantos quebraderos de cabeza causa en el mundo empresarial.

 

< Volver