Aunque los trabajadores participarán en la vigilancia. 
 El Estado controlará totalmente la Seguridad Social     
 
 Pueblo.    20/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Aunque los trabajadores participarán en la vigilancia

* La aportación estatal irá creciendo progresiva y anualmente

* Rigurosos controles en la prestación farmacéutica y sanciones administrativas y penales para fraudes y

delitos

MADRID. (PUEBLO y agencias.)—El Estado ejercerá un total control de la actuación de las entidades

gestoras de la Seguridad Social, según se ha acordado en la subcomisión de Seguridad Social, integrada

por dieciséis miembros de los diferentes partidos con representación parlamentaria y cinco representantes

de la Administración, entre los que se encuentra el ministro de Sanidad, Enrique Sánchez de León. Este

control —según Cifra— se efectuará regionalmente por órganos de representación de los trabajadores, de

los empresarios y de la Administración pública, por partes iguales.

La participación de los trabajadores en los órganos de vigilancia y control de la gestión de la Seguridad

Social se llevará a cabo a través de los distintos sindicatos y en función de los resultados de las elecciones

sindicales, en un plazo máximo de cuatro meses, contados a partir de la celebración de dichas elecciones.

Los empresarios, asimismo, participarán en este control a través de las organizaciones patronales.

Este es quizá el principal punto del proyectó de ley que será presentado al Congreso y por el que se

reestructuraran las actuales entidades gestoras de la Seguridad Social.

El Instituto Español de Emigración, el Servicio da Universidades Laborales y el SEAF-PPO

desaparecerán como entidades pertenecientes a la Seguridad Social, cuya financiación correrá a cargo del

Estado en un futuro. Hay un voto particular de varios partidos (PNV, PSOE, PCE, PSP y Socialistas de

Cataluña! para que el 1 de enero de 1980 sean financiadas integramente por el Estado.

En cuanto a la cotización en la Seguridad Social, se ha llegado al acuerdo de establecer un sistema en el

que las cuotas estén en función d« los niveles de renta de los cotizadores, referidos a salarios reales, con

inclusión de las horas extraordinarias

EL ESTADO IRA INCREMENTANDO SU APORTACION

La aportación del Estado a la Seguridad Social irá creciendo progresiva y anualmente, hasta alcanzar un

20 por 100 de la financiación para el ejercicio de 1983.

En lo relativo a la prestación farmacéutica se establecerán rigurosos controles de nivel científico para las

nuevas especialidades farmacéuticas, para los precios de importación de materias primas, productos

semielaborados y para los envases y productos terminados. Se establecerán, asimismo, normas especificas

sobre conciertos de la Seguridad Social con laboratorios y farmacias.

Se fomentará la protección a la industria farmacéutica nacional, especialmente en lo referente a

producción de primeras materias, y se recomienda la creación de una empresa nacional químico

farmacéutica, que será la encargada de fomentar la investigación y producción de esas nuevas materias,

para evitar e1 excesivo pago de «royaltíes» que hasta la fecha se viene efectuando.

Habrá asimismo una revisión de la cuantía de aportación en el precio de los medicamentos, por parte de lo

beneficiarios, con objeto de conseguir una disuasión del consumo innecesario de los productos

farmacéuticos.

Existe también la posibilidad de un despacho directo a los asegurados en instituciones sanitarias

(hospitales, ambulatorios, etcétera) o a través de oficinas propias de la Seguridad Social.

En cuanto a la ayuda familiar, los partidos y el Gobierno parecen estar de acuerdo en una reestructuración

del sistema actual, de forma que se mejore para los niveles salariales inferiores. Existe consenso en que

esta prestación deberá abonarse únicamente a partir del segundo hijo en los niveles salariales Intermedios

y en que se excluya en los nivelee salariales superiores, aunque aún "no se han filado los topes de estos

tres niveles.

A los trabajadores del régimen especial agrario, se les mantiene, sin embargo su actual ayuda familiar, en

tanto no se llegue a su inclusión en el régimen general de la Seguridad Social.

• SUBSIDIO DE DESEMPLEO

En lo referente a desempleo, que se ha tratado en esta subcomisión con gran amplitud, existió unanimidad

en que el coste del subsidio de desempleo sea financiado por el Estado. Tanto el PNV, como el PSOE, el

PCE, el PSP y los Socialistas de Cataluña emitieron en este apartado un voto particular por el que

proponen la fecha de 1 de enero de 1980 para la entrada en vigor de este acuerdo.

En este aspecto existirá un rígido control sobre el censo de parados y las oficinas de colocación, las cuales

deberán remitir a los Ayuntamientos u órganos de vigilancia de las entidades gestoras de la Seguridad

Social la relación de parados en su demarcación.

A partir del próximo l. de enero se ampliarán los plazos de prestación por desempleo para los trabajadores

minusválidos o que tengan más de cincuenta y cinco años, y para los que, en edad inferior tuvieran a su

cargo cuatro o mas hijos menores de dieciocho años no trabajadores, o minusválidos, cualquiera que fuera

su edad. Estas prestaciones se reducirán en un 10 por 100 de su cuantía a partir del decimotercer mes.

Estas prestaciones por des. empleo serán revisadas, de forma que, unidas las de la ´ Seguridad Social a las

del Fondo Nacional de Protección al Trabajo, no sean inferiores al salario mínimo interprofesional.

• INCREMENTO PERIÓDICO DE LAS PENSIONES

Las pensiones se revalorizarán a partir del 1. de enero próximo en un 30 por 100 global, con incrementos

periódicos inversamente proporcionales a su cuantía

El régimen especial de la Seguridad Social Agraria será equiparado al régimen general de acuerdo con el

ritmo que permita la política económica, y se establecerá un sistema que sustituya la actual cotización de

los empresarios que no tengan trabajadores a su cargo, por un régimen similar al de los trabajadores

autónomos.

Un capítulo importante en este acuerdo de la subcomisión de Seguridad Social lo constituye el apartado

dedicado a los delitos por fraude a la Seguridad Social.

En tal sentido, se presentará al Congreso un proyecto de ley en el que se configurarán de manera concreta

las consecuencias administrativas y penales de: La defraudación en cotizaciones de la Seguridad Social

por no afiliación o falta de pago. Ocultación de personal empleado. Práctica de «igualas» médicas en

personas incluidas como beneficiarios de la Seguridad Social. Defraudación en materia farmacéutica por

laboratorios, oficinas de Farmacia, o personal sanitario y defraudación por trabajadores o empresarios.

En este aspecto, él PSOE, AP. PCE. PSP, PNV y Socialistas de Cataluña señalan la fecha de 1 de enero

próximo para la presentación del proyecto dé ley,

En la reunión de la subcomisión se convino asimismo en la presentación al Congreso de un código de

enfermedades profesionales y en la creación de un servició de orientación familiar, así como en la

presentación al Gobierno de una ley general de Salud, con inclusión de la psiquiatría en las prestaciones

de la Seguridad Social.

 

< Volver