Autor: Ibañez Navarro, Carlos. 
 Chequeo de la Seguridad Social (I). 
 Grandes defectos del sistema de seguros sociales     
 
 Ya.    29/11/1977.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Pag. 39 — YA

Chequeo a la Seguridad Social (I)

GRANDES DEFECTOS DEL SISTEMA DE SEGUROS SOCIALES

Lo que debe de hacer el Ministerio de Sanidad: controlar los ingresos y gastos del sistema, descentralizar

la asistencia sanitaria, reorientar el gasto y cambiar radicalmente su financiación • Los primeros seguros

sociales, que aparecen en Alemania, consistían en un seguro de enfermedad que establecía prestaciones

de asistencia sanitaria y un subsidio igual a la mitad del salario mientras duraba la enferme dad •

Igualmente, existía un seguro de vejez e invalidez que garantizaba unas pensiones al trabajador

La Segundad Social es un tema que afecta a todos los españolea. L,a cifra total (1.285.35O.OOO.OOO)

da una idea de su importancia, ya que equivale casi a la totalidad del presupuesto nacional. Por esta razan,

iniciamos hoy la publicación de una- serie de reportajes donde trataremos de documentar para nuestros

lectores todos los aspectos de la Seguridad Social: introducción histórica, problemas actuales, control de

ingresos y gastos, descentralización, costos de la Seguridad Social, etc. Creemos •que todas las materias

relacionadas con este tema, y especialmente su financiación, deben salir a la lux publica.

El término de "Seguridad Social", según Joaquín Vergas, autor del libro "¿Qué es la Seguridad Social?",

es un nombre relativamente moderno para todo el conjunto de medidas legislativas" que" han ido

configurando los diferentes seguros sociales de cada país. Seguros que en muchos casos eran una

continuación de los sistemas de previsión tradicionales que desde la etapa gremial se han venido

desarrollando a través de cofradías, mutuas, montepíos^ y, más modernamente, con las cajas sindicales.

Para hacer un poco de historia podríamos indicar que en Valencia, por ejemplo, en el siglo XV los

carpinteros, albañiles, azulejeros. zapateros y otros oficios tenían sus cofradías que garantizaban, a su vez,

una cierta previsión en caso de enfermedad o muerte del socio; frecuentemente, estas cofradías tenían su

propio hospital con servicios médicos y medicamentos gratis.

En algunos casos se establecían ayudas económicas hasta que el enfermo estaba en condiciones de

ganarse el jornal. Y no se trata de caeos,aislados; se calcula en veinte mil las cofradías que existían en

toda España en el siglo XVIII. Posteriormente, las hermandades de socorro general, más especializadas

ya, establecían una previsión laboral´ bastante completa, con prestaciones no sólo de enfermedad, vejez e

invalidez, sino también en muchos casos a favor de viudas y huérfanos. En Madrid, por ejemplo, consta

que alrededor de un 80 por 100 de la clase obrera estaba protegida por las hermandades hacia 1800. En

Barcelona, las entidades de este tipo, que desaparecieron o fueron absorbidas, al implantarse el Seguro

Obligatorio de Enfermedad (1944), cubrían entonces a más del 80 por 100 de la población asalariada.

Igualmente Importante era el campo cubierto en cuanto a jubilación y viudedaz por las numerosas "cajas

de pensiones" y "cajas de jubilación" hasta el establecimiento del "retiro obrero" (primer seguro social

obligatorio en España, isa.)." ........ ""

Los seguros sociales como instrumento de poder

Los primeros seguros sociales obligatorios, según Vergés, aparecen en Alemania en el último cuarto del

siglo pasado. Consistían, esencialmente, en un seguro de enfermedad que establecía prestaciones de

asistencia sanitaria y un subsidio igual a la mitad del salario mientras duraba la enfermedad; un seguro de

vejez e invalidez que garantizaba unas pensiones al trabajador, y un seguro de. accidentes de trabajo. En

los tres casos se establecían exclusivamente a favor de los obreros industriales.

« ESTADO Y ECONOMÍA.— Aparte de la obligatoriedad de afiliación para los asalariados afectados

(en principio, sólo obreros industriales) y de las motivaciones subjetivas de los promotores desde el

poder, se dan en este caso una serie de características que luego pasarán a ser típicas de los sistemas de

seguros sociales de los demás países :

• La gestión es estatal, pero al margen de la actividad administrativa típica de los ministerios.

• Se fuerza directa o indirectamente la desaparición de las mutuas y demás entidades de

previsión laboral de carácter voluntario que venían funcionando.

La financiación se basa en las "cotizaciones" de obreros y patronos, que se recaudan por cauces diferentes

a los de los impuestos, lo que crea una nueva fuente de poder económico para el Estado. De los

presupuestos públicos se establecen subvenciones para financiar en parte los programas de seguros

sociales.

Defectos del síteme de seguros sociales

Actualmente, y según el economista Camilo Lluch, los defectos de nuestro sistema de seguros sociales

pueden ser enumerados de la siguiente forma:

1. Negativos efectos redistributlvos de la renta, debido a que la financiación se realiza con cargo a los

propios.trabajadores, sea directamente, mediante las cuentas que se les deducen de sus retribuciones, sea

indirectamente, a través de la elevación de los precios de los bienes y servicios que consumen.

2. Fuerte impacto inflacionista como consecuencia de la escasa aportación estatal a su financiación y de la

gran regresivi-dad del sistema tributario que le sirve de base, lo cual determina que la mejora de las

pensiones y de las prestaciones incida pesadamente sobre los precios de los productos.

3. Desviación de los recursos obtenidos por el sistema hacia finalidades que le son ajenas v que generan

una baja rentabilidad económica y social.

4. Baja calidad de la asistencia sanitaria a causa de la centralización de la gestión y de la prioridad

concedida a la política de construcciones frente a los gastos de personal e investigación, que determina

una alta proporción de pacientes por médico y unos escasos medios terapéuticos.

5. Ausencia de una politica racional de compra de medicamentos que tienda a reducir el número de

especialidades y de prestaciones con el fin de trabajar este capítulo ascendente de los gastos del sistema.

6 Insuficiente nivel de las pensiones, que no llegan en muchos casos a la altura del salario mínimo legal y

que colocan a «u» perceptores en una critica situación económica y social.

7 Escasa extensión de loe seguros sociales en la agricultura, que contribuye a. acotejar el trasvase de

mano de obra del campo a la ciudad y a deteriorar aún más las penosas condiciones de la vida rural.

8. Irracional! estructura organizativa, fuertemente centralizada, que es origen de duplicidades, retrasos y

gastos inútiles.

Por tanto, para un mejor entendimiento y un ahorro que beneficia, en definitiva, al propio consumidor, la

reforma de la Seguiridad Social debería iniciar sus pasos por una serie de aspecto», entre los que se

podrían destacar el control de los ingresos y gastos del sistema, punto éste que, por otro lado, ya se está

estudiando; descentralización de la asistencia sanitaria, reorientación del gasto y, por supuesto, un

camibio radical en´ su financiación.

Carlos IBAÑEZ NAVARRO

Próximo capítulo: ¿QUIEN" SOPORTA EL COSTE DE LA SEGURIDAD SOCIAL? En este capítulo se

analizarán las repercusiones económicas y el alcance de las prestaciones.

 

< Volver