Confirmado: Las votaciones cerrarán el pleno de la reforma. 
 Distensión en las Cortes     
 
 Informaciones.    17/11/1976.  Página: 1,?. Páginas: 2. Párrafos: 8. 

CONFIRMADO: LAS VOTACIONES CERRARAN EL PLENO DE LA REFORMA

DISTENSIÓN EN LAS CORTES

• POCA CONCURRENCIA DE PROCURADORES EN LA SALA

* HA COMENZADO LA DEFENSA DE LAS ENMIENDAS PARCIALES

*

MADRID,- 17 I INFORMACIONES).—A las diez y cinco de esta mañana, y con una manifiesta apatía —que puede interpretarse como distensión después de la jornada apasionada de ayer—, se ha reanudado el Pleno de las Cortes sobre la reforma política. El Gobierno en pleno, encabezado por el presidente Suárez, estaba en el banco azul. £1 hemiciclo aparecía semivacío. Luego, han ido llegando los procuradores, hasta que a las once se podía calcular que había dos tercios´ de entrada. La tribuna de Prensa y la de invitados estaban casi llenas.

En la sesi_n de la tarde de ayer —que discurrió sin especiales incidentes—" se respiraba una evidente tensión, como consecuencia del anuncio del presidente de que Las votaciones cerrarían el Pleno, una vez concluido el turno de intervenciones de los enmendantes en su totalidad. Por lo que al capítulo de los discursos se refiere, la polémica estuvo centrada en la vigencia de los principios del Movimiento, a los que el señor Pinar López concedía tina prioridad especial, frente a la consideración igualitaria defendida por el ponente señor Suárez González. Sin embargo, el debate no alcanzó vivacidad especial y la sesión fue levantada por el presidente una vez cerrado el capítulo de las enmiendas a la totalidad.

Reanudada la sesión, han empezado a desfilar por la tribuna de oradores los enmendantes al articulado (son dieciséis en total). En primer lugar ha intervenido el señor Esperabé de Arteaga, quien ha comenzado diciendo: «La reforma política que demanda nuestro tiempo puede sintetizarse en tres palabras: convocar al pueblo. En el terreno de las hipótesis, cabe hacerse desde dentro o desde fuera. El proyecto que nos ocupa sigue una línea intermedia, pues, si bien parte de ta legalidad, no utiliza esa legalidad para conformar la nueva Constitución. Traspasa el encargo a quienes nos sucedan, que, por acceder a estos escaños a través de los partidos y del sufragio universal, representarán en su día la legalidad.»

Kl señor Bsperabé lia reco. nocido «la honestidad del proyecto». Y ha subrayado que no significa perjurio votar a favor de! mismo. El pro.

(Pasa a la última página.)

El Pleno de las Cortes

(Viene de la |tóg. primera.)

curador salmantino ha apelado al Código de Derecho Canónico para demostrarlo.

El señor Esperaba ha pedido que «las elecciones sean libres y s« llevan a, cabo por procedimientos e 1 e c torales que no desfiguren la imagen de las fuerzas sociales que imperan en la nación. Máxime tratando de elegirse unas Cortes para elaborar en su caso un código político, lo que presupone un pacto sin xclusiones entre los partidos, esto es, un compromiso iiistó-rico», na dicho.

El procurador ha manifes. tado finalmente que como el proyecto informal mantiene sus líneas generales y sirve para que los españoles nos constituyamos en instancia decisoria de la reforma, retiraba su sugerencia al proyecto y se reservaba el derecho a intervenir, si la ponencia permitiera en el curso de los debates modificaciones importantes a este proyecto de ley.

PASO DE LOS FRANQUISTAS A LA DEMOCKACIA

A continuación ha hablado el señor Iglesias S e 1 g a a, cuien de entrada ha manifestado: "Apoyaré la reforma por considerarla completamente necesaria. He de apoyar la reforma aun en los puntos >jue no me satisfacen." Las sugerencias del señor Iglesias Belgas se han centrado en indicar que convendría que las primeras Cortes Constituyentes estuvieran compuestas por una sola cámara y no por dos, aumentando el número de diputados, y a este propósito ha dicho: "¿Por qué esta cifra de 350 y no otra?" Le parece bien el sistema mixto en las normas electorales, y ha concluido "a la altura que hemos llegado esta ley es la única salida". Finalmente ha apelado al patriotismo óe los procuradores. "Los franquistas —ha dicho— vamos a dar el paso que lleva a España a la democracia, aunque ho nos lo reconozcan."

Ha seguido en el uso de la palabra el enmendante señor Arteaga, cvue de entrada ha dicho que pertenecía al grupo parlamentario laboral democrático, es decir, sindicalista, y que representaba a 62 procuradores de los pertenecientes a los sindicatos. Su intervención se ha centrado en pedir que haya representación de los trabajadores en las cámaras. En varias ocasiones sus aseveraciones han sido objeto de murmullos y de evidente desaprobación en la sala. Ha retado al Pleno a que si se cumplía lo que establecía la ley, dentro de un año un 90 por 100 de los representantes en las Cortes serán representantes del capitalismo y un 10 por 100 de los intelectuales. "No podemos admitir —ha dicho— a un intelectual como un trabajador nato."

Después ha subido al estrado don Eugenio Lostau, quien, en primer lugar, se ha mostrado partidario de que el período del mandato de los senadores y diputados sea de seis años y que el Senado se renueve al 50 por 100 cada tres años.

SALIDA DEL PRESIDENTE

En estos momentos, cuando subía al estrado para intervenir la señorita Montserrat Tey, consejero nacional de los .40, ha abandonado el banco azul el presidente Suá-rez, que, cas ualmente, ha coincidido con la salida del hemiciclo del consejero nacional señor Girón.

A la hora de transmitir esta Información estaba en el uso de la palabra el procurador señor Lamo de Espinosa, que, aunque él afirma que no es la suya una enmienda a la totalidad, en realidad en su Intervención ataca todos los artículos del proyecto, de tal manera que sugiere que se envíe a las Cortes un nuevo texto.

La impresión a estas alturas del debate es que el proyecto de Reforma Política, sin grandes variaciones, será aprobado por los dos tercios necesarios de la Cántara.

(Más información, en página 2, 3 y 4.)

 

< Volver