Autor: Apostua, Luis. 
   Primer desbloqueo     
 
 Ya.    17/11/1976.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Jornada española

NUESTRO problema nacional de hoy, que no es sólo problema de los procuradores en Cortes, reside en uma Incongruencia «leí lenguaje de las Leyes Fundamentales, concretamente de la ley de Principios del Movimiento Nacional. Cuando los promulgó el general Franco, en uso personal de su potestad legislativa, los llamó "permanentes e Inalterables"; pero los especificó en una ley concreta que tiene el misino rango que las otras de carácter fundamental. A su vez, en esas Leyes Fundamentales están In-•ertos los mecanismos legales para el cambio o transformación d« todas las leyes, incluidas ella* mismas. Una vea observado el procedimiento prescrito, las futuras leyes fundamentales serán la constitución española en virtud de la más ñtiJ de las disposiciones legadas por el anterior Jefe del Estado, el referéndum popular.

Este es el planteamiento jurídico y no hay otro. Don Ferna-ndo Suárez, en nombre de la ponencia, trituró dialécticamente a ios enmendantes señores Pinar y Fernández de la Vega, que pretendían algo más imposible que parar el Sol. Pretendían parar a España.

* * *

TCVSTE es el aspecto político de la cuestión, el verdaderamente Eí Importante. Si los señores procuradores quieren ser franquistas deben imitar a su modelo, que era esencialmente un jefe pragmático que siempre *omprendió bien cuál era la balanza real de poderes. Ahora la balanza real ha caído de parte de la •oberania popular y «o hay más remedio que convocar al pueblo a que vote. Primero, a un referéndum desWoqueador de los frenos, y, segundo, a unas elecciones generales para que unas nuevas Cortes decidan los principios constitucionales de la próxima generación.

Los tiempos, después del 20 de noviembre, son otros, como dijo el primer orador del pleno, señor Primo de Rivera. En efecto, no hay posibilidad de regreso hacia las situaciones >ie origen, y el algún procurador cree que ello es posible, podrá comprobar que los españoles no aceptan esa petrificación. Lo que sucede es que la ciase política española ha vivido wmy cerrada en sí misma, pendiente del único sol que. les daba vida; apagado éste, 1» nueva fuente de poder es Ja soberanía popular. Este proyecto de ley es un vehículo que puede llevar al país hasta ella. No hay nostalgias que puedan frenar a todo un país.

Luis APOSTUA

 

< Volver