Congreso sobre Ley electoral. 
 Todas las fuerzas políticas reales del país deben estar presentes en el Parlamento     
 
 Ya.    17/11/1976.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CONGRESO SOBRE LEY ELECTORAL

"Todos los fuerzas políticas reales del país deben estar presentes en el Parlamento11

No sólo las regionales, sino de cióse y de todo tipo, sin exclusiones • El sistema proporcional no es forzosamente causa de "excesiva fragmentación de la Cámara" • A pesar ile sus riesgos, parece preferible el sistema proporcional • Propuestas del catedrático don José Antonio González Casanova para la "eficaz representación" de los partidos regionales • 30*211 mesas o secciones electorales se cuentan en España, recordó el profesor

Diez Nicolás

"Si desde ahora queremos que ninguna parcela de la realidad quede ahogada y enquistada y que, por tanto, en e! futuro la normativa electoral ayude a desarrollar-y per. feccionar esa realidad, hemos de propugnar una normativa Inicial que refleje y haga presentes en el futuro Parlamento constituyente a todas las fuerzas políticas reales del país. Por supuesto, no sólo regionales, sino de clase y de todo tipo, sin exclusiones", dijo ayer el catedrático de Teoría del Estado de la Universidad de Barcelona, don José Antonio González Casanova, en la primera ponencia del congreso sobre "Ley electoral y consecuencias políticas", que organizado por el Centro de Investigación y Técnicas Políticas, comenzó ayer en Madrid.

El ponente, que había comenzado su intervención con una frase de Ortega "que vuelve a tener sentido" ("¡Españoles, vuestro Estado no existe! ¡Reconstruidlo!"), señaló una serie de bases para la más eficaz representación en unas Cortes constituyentes de los partidos de ámbito regional. Fueron, resumidamente, las «¡guíentes: • La adopción del «istema proporciona) puede, ser positiva siempre que la asignación de restos ee hiciese según un cociente electoral de distrito, y, todo lo más, provincial o regional. De ser posible, con atribución de escaños al resto más alto. Asimismo, en el caso de que se impusiese un dispositivo corrector basado en porcentaje mínimo de votos como barrera, que tal porcentaje se calculase sobre los votos del distrito, la provincia o la región, pero "nunca de todo el Estado.

• En «1 oaao d« que existieran mínimos, pareoe recomendable que los partidos estatales y aus homólogos regionales constituyan a ´os solos efecto» electorales una federación de partidos, que actuaría con personalidad jurídica única y, por tanto, eunraría los votos obtenidos dentro del cómputo unitario estatal.

• En el oaeo de que se utilice «1 sistema mayorttario (el proyecto Snárez lo propugna para el Senado), los partidas regionales podrían no quedar perjudicados si eou capaces de aliara» «n frentes regional istas, pues podrían aJ can zar en las provincias o distrito» intraprovímciales mayoría sobre tos partidos estatales. Una fórmula que podría, paliar tal vez ias dificultades inherentes a. tal propuesta sería la de asignar un escaño por provincia a laja minorías y exigir a la mayoría un mínimo d* wfcos para que su victoria fuera válida.

• 231 tamaño d-e la» circunscripciones debiera »er grande, pues

eso favorece a los pequeños partidos, en principio.

SISTEMA PROPORCIONAL El sistema proporcional tienen íanto la posibilidad de perjudicar del todo a los pequeños (con la distribución de restos seg-ún un cociente nacional y, a veces, con la exigencia de porcentajes mínimos de votos calculados a nivel de todo el Estado para tener derecho a un escaño), como la de no ser forzosamente causa de "excesiva fragmentación" de las Cámaras ni de Inestabilidad gubernamental. Baste recordar .que el mismo sistema proporcional fomenta la unión previa de los partidos que se consideran en exceso pequeños, y que el mismo sistema proporcio-f nal rige las elecciones de los estables regímenes escandinavos y de la Inquieta Italia. Las causas de los «apuestos males del proporciona! no están en el sistema, sino en el tipo de sociedad política. Y, a pesar de todos sus riesgos de multitipartidismio, parece preferible el proporcional.

PREDICCIÓN DE RESULTADOS

La segunda ponencia d« la mañana corrió a cargo de don Juan Diez Nicolás, director del Instituto de Opinión Fútalica y catedrático de Ecología Humana d« la Complutense, quien disertó sobre "Ecología electoral". El ponente hizo un estudio .técnico de los sistemas de análisis y predicción de resultados electorales, tanto de los enfoques de agregados (estructural de áreas y ecológico) como del conductista. Al comentar el indicador de "posición social" por él elaborado, donde» se tienen en cuenta los factores sexo, edad, estudios, ingresos, localización ecológica, localización geográfica, ocupación y actividad económica, señaló que quienes obtendrían en tal escala mejores resultados oscilan entre «1. 2 y 5 por 100 de la pabla! ción española. Asimismo, al hablar del enfoque de agregados ecológicos, dio las siguientes cifras—no oficiales—: en España hay 8.23T municipios, 11.168 distritos electorales, 30.211 mesas o.

secciones electorales, 22 miilon-es de residentes mayores de edadi, 18 millones y medio de cabezas de familia y mujeres casadas y 1.600.000 personas entre loa dieciocho, diecinueve y veinte años.

COXFKRENCIA DEL PROFESOR OLLERO

En la jornada de tarde e Inaugurando el ciclo de conferencias que tendrá lugar dentro del Congreso, don Carlos Ollero disertó sobre "El contexto político de unas elecciones en España", conferencia subtitulada por el propio profesor como "Reflexiones sobre algunos aspectos de la situación política española relacionados con las futuras elecciones".

"De 1936 a 1976—afirmó el señor Ollero—han estado ocurriendo en el mundo democrático reacciones y revisiones de las que España ha estrilo apartada. Ahora aquí tratamos de que España quede incorporada ai ámbito europeo mediante una transformación delicada y difícil que debe llenarnos de profunda responsabilidad a todos." Señaló ,el conferenciante que lo que ha variado el panorama español en estos doce meses es lo menos que podía variar en este .período de tiempo, a causa de la actitud templada, pero significativa 4el pueblo español y la consciente y unida, hasta ahora, oposición democrática.

"El sistema electoral ha de ser proporcional—afirmó el señor Ollero—, porque tras cuarenta afios sin partidos políticos, sin elecciones libres ni información veraz es el único camino apropiado, y precisamente por sus archisabidos inconvenientes no demostrados en muchos casos, para una auténtica legitimidad democrática qae ee medirá por los votos que cada tendencia obtenga en el total-del país. No está demostrado que inestabilidad gubernamental vaya unido a plurlpartidismo; a veces 3aa divisiones internas en loa grandes partidos son más perturbadoras que la división en el eenq de coalieiones gubernamentales."

 

< Volver