Autor: González, Valentín. 
   "La Seguridad Social no puede seguir gravando a las empresas"  :   
 Dijo el ministro de Trabajo, Álvaro Reginfo, en el acto conmemorativo del LXIX aniversario del Instituto Nacional de Previsión. 
 Pueblo.    28/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

"LA SEGURIDAD SOCIAL NO PUEDE SEGUIR GRAVANDO A LAS EMPRESAS"

• Dijo el ministro de Trabajo, Alvaro Reginfo, en el acto conmemorativo del LXIX aniversario del

Instituto Nacional de Previsión

MADRID. (PUEBLO, por V. GONZÁLEZ.)—«La Seguridad Social no puede seguir gravando en el

ritmo que ha acusado en los últimos años la economía de las empresas españolas. Tampoco puede ser una

fuente de inseguridad. Las empresas y los sectores deben conocer los costes sociales y su evolución para

períodos prolongados, en un cuadro de datos estables, no cabe ceñir más aleatoriedad al riesgo del

mercado. Los trabajadores deben conocer expectativas estables y participar en la construcción de una

Seguridad Social necesariamente obligatoria», dijo el ministro de Trabajo, Alvaro Rengifo, en la clausura

del acto conmemorativo del LXIX aniversario de la fundación del Instituto Nacional de Previsión,

celebrado a primeras horas de la tarde de hoy en la sede del citado Instituto.

«No cabe desconocer —añadió más adelante— la dificultad de los tiempos que vivimos. No cabe otra

seguridad que aquella que permita la economía del país. No cabe plantear compromisos legales o

politicos que supongan metas irrealizables.»

«Los conocidos temas pendientes —siguió diciendo—, como la asistencia sanitaria de primer nivel y los

consumos necesarios, la tercera edad y la insuficiencia de muchas pensiones, el absentismo y las

desviaciones del subsidio de desempleo..., en definitiva, la correcta atención a los derechos y expectativas

de la población asegurada, dentro del techo de los recursos existentes, la cercanía y los cauces para

configurar una Seguridad Social integrada y responsable todo ello conduce a una reforma de la gestión.»

Tras desvanecer la posible inquietud de los funcionarios por tales cambios, siguió: «Los cambios serán a

mejor; serán pasos hacia adelante en esa función responsable, escogida como opción de vida activa. Es

parte básica de cualquier reforma la preocupación por los recursos humanos, por sus expectativas, sus

carreras, su promoción, su calidad de existencia. Los nuevos esquemas serán dados a conocer, razonados

y lógicamente aceptados.»

Y terminó: «Hoy quiero asegurar que al I. N. P. esperan días de extraordinario auge e interés profesional,

días de especial protagonismo, porque la política de Seguridad Social debe ser uno de los grandes ejes de

marcha de la nueva sociedad más aún que en tiempos anteriores. Porque vamos necesariamente hacia una

sociedad apoyada en valores de solidaridad y de humanismo.»

 

< Volver