Autor: Saiz, José Ramón. 
   Todo listo para los debates     
 
 Pueblo.    16/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

TODO LISTO PARA LOS DEBATES

LIANDO el reloj marque las cinco de esta tarde, el Gobierno

. Suárez habrá tomado asiento en el Banco Azul del hemiciclo de las Cortes; los procuradores, los de la última legislatura, terminarán de cambiar impresiones, y el presidente de ia Cámara, Fernández-Miranda, tomará la palabra. Entonces todo estará listo para la democracia, y comenzarán los debates.

Hace un año, justo un año, comenzaba otro Pleno para poner en marcha la política aperturista de Arias. Rodríguez de Valcárcel presidía el Pleno, recordando, en primer lugar, la figura de Franco, que agonizaba en una clínica de la Seguridad Social.

Hoy, esta tarde, a las cinco en punto, Fernández-Miranda, en unas emotivas palabras, recordará a su antecesor, el hombre del «¡Viva el Rey!» que conmovió a los millones de españoles que seguimos por Televisión Española el acto histórico del 22 de noviembre de 1975. Desde la lealtad a Franco y a su tiempo, Rodríguez de Valcárcel ni se opuso a las reformas ni a los cambios, pero los deseó ajenos a todo trauma, vendrá a decir en su discurso de homenaje Fernández-Miranda. Con todo el aparato listo para la democracia desde esta tarde, en las Cortes pueden pasar tres cosas-, que se apruebe el proyecto tal y como se presenta; que se apruebe con -. modificaciones- -qtre rio´ alteren su credibilidad; que se bloquee con enmiendas que el Gobierno no puede aceptar. En los dos primeros supuestos habrá luz verde para pasar al referéndum. En el tercero habrá un enfrentamiento entre Ejecutivo-Cortes, que pondrá en riesgo no al Gobierno, sino a unas Cortes que están prorrogadas. En este supuesto, ¿qué pasará con las Cortes? Nadie cree que la política española se tenga que hacer esta, pregunta, porque lo que se espera es que la reforma «pase o malpase», pero que sea un documento válido sin perder su credibilidad democrática.

LA INTERVENCIÓN DE ALIANZA POPULAR

HORA mismo, cuando escribo estas ´líneas, todo parece indicar que los protagonistas de Alianza Popular, en este caso su portavoz en las Cortes, Cruz Martínez Esteruelas, han endurecido la redacción de su discurso, que ya tenían redactado. Esta postura pudo haber sido aprobada por los ex ministros en su reunión del sábado. El gran raballo de batalla sigue siendo el sistema electoral. Los hombres de la derecha tradicional quieren el sistema mayoritario, mientras la oposición se inclina por el mixto o el proporcional.

Volviendo al Pleno, me apunto a la idea de que será el presidente Suárez quien, en un breve discurso, presente esta tarde el proyecto reformista. En torno a este punto existe lógica expectación, pues no en balde se recuerda su magistral discurso al presentar la ley de partidos que ´Je catapultó a Castellana, 3, a las pocas semanas.

LIBERTAD SINDICAL,

AHORA recuerdo que no se equivocaba el presidente de los sindicatos alemanes, Osear Vetter, cuando en su reciente visita a España a ñnales de octubre aseguraba gue dentro de veinte días tendríamos libertad sindical en marcha. Y así ha sido. Después de los sucesivos frenazos que habría sufrido la reforma sindical, el proyecto de ley que regula el derecho de asociación, en otras palabras, que las centrales sindicales pasen a la ´legalidad, está en poder de las Cortes.

Si mis informaciones son reales, en el próximo Consejo de Ministros el Ejecutivo aprobará un decreto-ley de reunión sindical. Esta libertad sindical que está en marcha, de regularse, es absolutamente necesaria para llegar al «pacto social». Y después de su lectura el texto enviado a las Cortes parece mucho más progresivo que los numerosos ^borradores q«« había»—circulado de manera oficiosa.

UNA FRASE, UN RUMOR

GARRIGUES, ex ministro de la Monarquía, ha dicho ayer a «La Vanguardia» que hay que apretarse el cinturón y ponerse a trabajar. El milagro económico alemán no Ip hizo el canciller Erhard; lo hicieron los alemanes. Que los españoles sigan gastando más carburante después de la subida del petróleo, mientras que todos los países consumidores hayan reducido sus cuotas de consumo, más que ESCANDALOSO, parece ESTÚPIDO. Algo parecido a la tesis de Garrigues opina el actual Gobierno, que sin tardar mucho, a lo sumo un mes, se verá obligado a fijar nuevos precios para la gasolina. (En Italia ya se paga a cuarenta pesetas el litro.)

----------------------------------------------+

Y el rumor. El columnista de «El Alcázar» que firma Várela, y que hace unos días acusaba a PUEBLO y a este comentarista de poseer poco olfato político, anunciaba ese mismo día una crisis de Gabinete, con salida de cinco ministros, antes dé la celebración del Pleno de las Cortes. Hoy se celebra el Pleno, y el Gabinete sigue firme. ¿A quién le falta olfato político?

José Ramón SAIZ

 

< Volver