Autor: Fraile Clivellés, Manuel María (profesor de Derecho Político de la Complutense y letrado de las Cortes). 
 El último pleno de las Cortes franquistas (2). 
 Cómo se debatirá el proyecto     
 
 Diario 16.    13/11/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Cómo se debatirá el proyecto

Manuel Fraile (letrado de las Cortes)

El procedimiento en las Cortes españolas tiene una peculiaridad: Los proyectos se discuten a fondo en las comisiones, y además el objeto del debate no es el proyecto, sino el informe de la ponencia. Este ha podido apartarse en aspectos sustantivos del proyecto inicial, pero casi no está previsto que alguien pueda defender ese proyecto inicial. Con la normativa de urgencia se ha buscado que si debate importante tenga lugar en el Meno y que además, aunque su objeto siga alendo el informe de la ponencia, también pueda defenderse expresamente el proyecto.

En primer lugar intervendrán aquellos enmendantes a la totalidad y Que, por consiguiente, no quieran qus «alga él proyecto de ley adelante, lies contestará la ponencia y quizá un miembro del Gobierna, que justificarán la necesidad de que exista ese proyecto y por qué el Gobierno lo ha concebido de una manera determinada,

- Después no hay votación: Comienzan a hablar loa enmendantes il articulado, es decir, aquellos que aceptan ed proyecto, pero qiae-^ rea modificarlo «a algon» Se BUS puntos. Las intervenciones podrán ordenarse según loa artículos concretos del proyecto, de manera que en realidad haya un solo debate donde intervienen tos que están en contra, los que hayan solicitado intervenir a favor y los ponentes, que al final proponen un texto. Cuando la ponencia se haya apartado del proyecto del Gobierno también podrás intervenir procuradores que no lo hubieran enmendado «n ese pvinto y q-oe 1» soliciten entonces, porqué se interpreta que cuando no enmendaron es que estaban de acuerdo con 1» regulación inicial, mientras que cuando la ponencia 1» ha cambiado tienen derecho a defenderla. Pero no hay votaciones al final de ningún articulo.

El debate puede durar varios días; el presidente de las Cortes no lia establecido todavía tiempo máximo para el mismo, por eso cabe pensar que o bien anuncia ese tiempo al comienzo del debate o simplemente deja que terminen las intervenciones «o-lieitad&s. Entonces la ponencia anuncia xa última posición y el presidente pregunta al Gobierno qué t» somete a votación.

Ei Gobierno puede decidir que «ámete a votaclóa el informe de la ponencia íntegramente, es decir, *fa efectuar ninguna modificación «obre la última prepuesta que ésta haya hedió; entonces, la Cámara vota si acepta o no el proyecto den Gobierno.

Por eso prácticamente no hay opciones: o se acpta el proyecto entero ^ * rechaza. Lo probable es que el proyecto se acepte, pero hace falto, por tratarse do una ley de reforma constitucional, que los votos favor sean par lo menoj el do«e de 3ar-W6(BÉr"*ar contra j las abstenciones sumadas (mayoría de do» tercios).

La votación tendrá logar normalmente de modo público. Es decir, se Ranura uno por uno a todos loa procuradores para que «a voz alta digan: Si, no o abstención, computándose loa rotos a continaadoa.

Nadie podra salir del salón de sesiones hasta que ía votación haya terminado. Si fraera afirmativa, el testo de la ley se somete a reíeréaduni Si lo Ttrtocloa fuese negativa, el proyecto de ley queda rechazado y se devuelve al Gobierno.

 

< Volver