El último pleno de las Cortes franquistas (2). Enmiendas a la totalidad. 
 Dos miradas atrás y una al futuro     
 
 Diario 16.    13/11/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Enmiendas a la totalidad

Dos miradas atrás y una al futuro

MADRID, 13 (DI6).—Tres procuradores se oponen fiontalmente al proyecto de ley para la reforma política y piden su devolución al G9bienu>. Dos de ellos, Blas Pinar López y José María Fernández de la Vega, rechazan el proyecto por considerarlo demasiado avanzado. El tercero, Manuel María Escudero, pide el envío a las Cortes de otra proyecto que asegure con más garantía el camino de España hacia la democracia. La ponencia ha dechazado las tres peticiones y mantendrá su postura en el Pleno.

Argumentos

Manuel María Escudero Rueda, sesenta y seis años: Que el Gobierno envíe un proyecto sustitutorio. El establecimiento del sistema bicameral supone adelantarse ahora a lo que el pueblo pueda desear. Es confuso referkse a las "entidades territoriales", sin hablar expresamente del ente regional. Es una importante laguna no proponerse la desaparición del Consejo del Reino. Que se convoquen elecciones municipales antes que legislativas, que se complete la amnistía, que se revise el censo electoral y que se redacte una nueva ley electoral con la opinión de los partidos Blas Pinar, cincuenta y siete años: Que el proyecto sea devuelto al Gobierno por estar en contradicción con la ley de Principios del Movimiento Nacional, ya que tales principios "son, por su propia naturaleza, permanentes e inalterables"; las Cortes están obligadas "a su más estricta observancia" y los procuradores vinculados por el juramento; "serán nulas las leyEs y disposiciones que vulneren o menoscaben los Principios".

José María Fernández de la Vega, cuarenta y seis años: El Gobierno ha elegido el camino de la "ruptura frontal y absoluta" con el Régimen nacido el 18 de julio, ya que elimina a la familia, el municipio y el sindicato como cauces de participación política, desaparece el Consejo Nacional del Movimiento y el propio Movimiento Nacional.

Ponencia

Decir que establecer el sistema bicameral os adelantarse a lo que el pueblo pueda desear es por lo menos tan discutible como «I contrario. La expresión "entidades territoriales" es lo suficientemente amplia como para que en el futuro se pudiese incluir a las regiones y a las provincias. ¿Por qué suponer que el Consejo del Reino es opuesto a lo» deseos del pueblo español? Esperemos a que éste o sus futuros representantes nos lo digan. Sobre las demás cuestiones, que escapan a la materia del proyecto, la ponencia no puede pronunciarse.

El artículo 10 de la ley de Sucesión prevé la posibilidad de modificación y reforma del sistema constitucional, que alcanza a la ley de Principios del Movimiento Nacional. ¿Cualesquiera que sean los cambios o circunstancias del país y de la sociedad española ésta tendrá que ajustarse al "traje jurídico" que significan las leyes constitucionales promulgadas en un determinado momento y así "por los siglos de los siglos"? La contestación negativa es obvia.

Debe ser el pueblo español quien, a través de la oportuna consulta, manifieste sus preferencias. La enmienda prejuzga el resultado de la consulta lo que habría que hacer, para resultar convincente, es demostrarno» que es de suyo rechazable el hecho mismo de realizar la consulta.

 

< Volver