Enmiendas al proyecto de ley de reforma política     
 
 Ya.    06/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ENMIENDAS AL PROYECTO DE LEY DE REFORMA POLÍTICA

IniKcusabiEtdad del refrendo del acto real por el presidente del Consejo del Reino (don Salvador Serrats) • El .Rey, a propuesta del Gobierno, oída la Mesa de las Cortes y previa consulta al Consejo del Reino, podrá disolver o suspender ambas Cámaras (don Antonio Pedrosa Latas)

Don Salvador Serrata Urqniza ha presentado unas observaciones y enmiendas al proyecto de ley de reforma política, que resumimos. El proyecto de ley, y precisamente por su propio carácter transitorio, puesto que su revisión y reforma será posible por las Cortes futuras, debe limitarse a aquel solo aspecto de creación de las nuevas Cortes y a lo que de él derive, y en el mejor de los casos, a mantener de algún modo la participación de los sectores económicos, sociales y profesionales, abandonando cualquier otra iniciativa de alteración del "status" constitucional que pudiera afectar a instituciones u , órganos no directamente vinculados al objetivo fundamental de que los órganos legislativos que realizarán la reforma ten-gsfn una autenticidad representativa indiscutible.

EL REFRENDO DEL ACTO REAL

• Señala como modificaciones recoger 13. inexcusabilidad del refrendo del acto real por el presidente del Consejo del Remo en ]os caeos de someter .un proyecto a referéndum nacional o de someter directamente al pueblo una opción política de interés nacional, sea o no de carácter constitucional. Entiende que la iniciativa de reforma constitucional debería corresponder, además de al Gobierno, a las nuevas Cortes en BU conjunto. Cualquier tipo de reforma constitucional debe exigir un quorum de tres quintos de los componentes de las Cortes en reunión conjunta de ambas Cámaras.

• Propone la creación de un consejo económico y social como órgano deliberante consultivo y ´de colaboración en materia política, económica y social, que participará en las tareas legislativas con carácter preceptivo y pr,evio, exponiendo su criterio en los proyectos y proposiciones de ley en materia política, económica y social, con capacidad de someter a la consideración del Gobierno propuestas d« disposiciones legales que afecten a la competencia del consejo.

LEY DE BASES ELECTORALES

• La disposición transitoria primera debe limitarse a señalar el plazo en que el Gobierno remitirá un proyecto de ley de, basee electorales a las Cortes, que podrían dictaminarlas en un plazo breve.

• El Consejo del Reino debería eetar constituido por su `presidente, los presidente* respectivos del Congreso de "Díputaábe y Senado y por ocho consejeros elegidos por cada una de las Cámaras, debiendo de establecerse un procedimiento electivo que garantice la presencia adecuada de representantes de. las minorías entre éstos.

ENMIENDAS DEL SEÑOR PEDROSA LATAS

Pon Antonio Pedrosa Latas señala en sue enmiendas al proyecto de ley de reforma política que debe reconocerse el derecho a voto a los mayores de dieciocho años en las elecciones de diputados y senadores..Aplicación del mismo régimen de incompatibilidades para todos loe miembros de las Cortee, separación de las presidencias´ respectivas´ de las Cortes y del Consejo del Reino y suspensión y disolución de los cuerpos eolegiela-dores.

• Propone que los procuradores en Cortes tendrán en el ejercicio de su cargo los miemos derechos, obligaciones e incompatibilid>ade«; considera que las recientes disposiciones sobre incompatibilidades de los consejeros nacionales y procuradores en Cortes dispensan un tratai liento ind scriminatorio que debe concluir con la reforma política proyectada.

• Refiriéndose al punto 6 del artículo segundo d-el proyecto, que dice que el presidente de las Cortes y del Consejo- del Reino será nombrado por el Rey, señala que, de prosperar este precepto tal y como está redactado en singular, quedaría consagrada, nada menos que por una norma d« rango constitucional, la un´ón personal de ambas presidencias y la acumulación de potestades diferentes y de tamaña magnitud en un solo titular, por lo que no parece aconsejable, tanto más cuanto que son doe órganos o instituciones muy distintas en su eompos´ción y competencia.

LA DISOLUCIÓN DE LAS CÁMARAS

• Apunta que no se considera *1 supuesto d« -disolución de las Cámaras, por lo que propone la inclusión de un nuevo artículo, con «I texto siguiente: "El Rey, a propuesta del Gobierno, oída la Mesa de las Cortes y previa consulta del Consejo del Reino, podrá disolver o suspender ambas Cámaras o bien una de ellas por una sola vez •en cada legislatura. La suspensión/ nunca podrá exceder de treinta días, y en caso de disolución, al correspondiente real decreto motivado se acompañará la convocatoria de nu«vas «lecciones d-entro de un plazo no a.uperior e dos meseé."

 

< Volver