Relaciones con Estados Unidos     
 
 Informaciones.    21/04/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Relaciones con Estados Unidos

EN su visita a Estados Unidos, el ministro de Industria ha planteado nuevamente el problema crónico de nuestras relaciones comerciales con aquel país. En la Cámara de Comercio Hispano - Norteamericana afirmó que «en modo alguno sería equitativo que España sufriera, como consecuencia de actitudes proteccionistas, restricciones en sus ventas a Estados Unidos. No lo seria dado el saldo comercial de nuestros intercambias con este país, cada vez más desfavorable. Si compra España productos norteamericanos por un valor que duplica el de sus ventas, no le será posible entender la imposición de restricciones. Tampoco lo podríamos comprender después de haber revaluado la peseta por segunda vez frente al dólar (...). Las mismas razones invocadas para limitar la importación de tejidos y calzado en Estados Unidos podrían utilizarlas los países menos industrializados para oponerse a las exportaciones norteamericanas de productos de avanzada tecnología».

El temor español consiste en que se apliquen indiscriminadamente a nuestras exportaciones —muy concentradas en determinados productos-— las restricciones comerciales aplicadas por Estados Unidos a fuertes competidores, como el Japón o el Mercado Común, cuando el déficit comercial español con Estados Unidos asciende (y en forma creciente) a cerca del medio millar de millones de dólares.

De otra parte, y en su informe anual, el secretario de Estado norteamericano acaba de señalar que los Estados Unidos «apoyan el objetivo español, de obtener una , integración económica mayor con la Comunidad Económica Europea ampliada. Creemos que la total participación española y su asociación con la C. E. E. será una consecuencia natural de la unificación económica y política europea. Este acontecimiento podría ir parejo con la integración militar de España en Europa occidental (el señor Rogers se refiere a nuestra integración en la O. T. A. N.). Reconocemos, sin embargo, que el incremento de los lazos de España con la C. E. E. están causando a los Estados Unidos dificultades comerciales. Esperamos en este sentido que España y la C. E. E. tengan en cuenta estos intereses norteamericanos».

No vamos a objetar tal párrafo, pero sí recordar que en los vigentes acuerdos de amistad y cooperación entre los dos países, uno de los artículos hace explícita referencia a los imperativos que obligan a España a buscar la integración con la C.E.E., que es su marco natural. Imperativo que los Estados Unidos reconocen, comprenden y se comprometen a salvaguardar.

 

< Volver