Vida Política. Expectativa ante la Ley de Reforma Política. 
 Quienes votarían Sí en las Cortes     
 
 Informaciones.    20/10/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

EXPECTATIVA ANTE LA LEY DE REFORMA POLÍTICA QUIENES VOTARÍAN «SI» EN-LAS CORTES

MADRID, 20 (INFORMACIONES) .—La entrada en las Cortes del proyecto de ley de Reforma Política acompañado por las sugerencias del Consejo Nacional, como pieza aneja al documento de base, concentra hoy el máximo Interés político. La expectativa está justificada si tenemos en cuenta que de lo que decidan las Cortes en sus sesiones por procedimiento de urgencia depende en gran parte el inicio de la democracia en España o la continuación de un período transitorio que ya está produciendo peligrosas divergencias, Desde ahora mismo y hasta que el proyecto de la reforma constitucional propuesta por el Gobierno de don Adolfo Suárez sea ley. la balanza del cambio está en equilibrio inestable.

En un primer análisis de la situación, parece adivinarse que las Cortes van a aprobar el proyecto de Heforma Política, aunque se adivinan fuertes presiones de los grupos o «familias)) más conservadores por imponer matices que, en cierto modo, permitan un determ i n a d o continuismo. Los observadores políticos Intuyen un cierto protagonismo en este debate a la coalición de personalidades políticas conocida por Alianza Popular, que integran en su cumbre a los señoree Fraga, Martínez Esteruelas, López Rodó, Fernández de la Mora, Llcinlo de la Fuente y Thomas de Carranza. Se considera que este grupo contaría con unos doscientos votos a favor en las Cortea (cerca del 40 por 100 de la totalidad).

La agencia Europa Press ha pulsado la intencionalidad previa de ´alguno de los promotores más relevantes de Alianza Popular y de sus de-elaraci o n e s se pueden desprender las conclusiones siguientes:

Señor Fraga Iribarne (Reforma Democrática): "Nosotros hemos hecho una declaración pública a la que nos atenemos, y que está en uno de los catorce puntos de nuestro manifiesto. Puede haber propuestas de ligeros retoques y mejoras." (El punto 9.° dgl manifiesto de Alianza Poneeesidad de una r e f o rma constitucional y, a estos efectos, admitimos el proceso abierto por el Gobierno, en sus líneas generales".)

Señor Thomas de Carranza (A.N.E.P.A.) "En líneas generales aprobamos el proyecto, aunque, lógicamente, las Cortes no quieren renunciar a perfeccionarlo, pero aceptando la posición en líneas generales. El manifiesto de Alianza Popular ya lo decía, y eso fue una declaración y un compromiso contraído."

Señor Fernández de la Mo- v ra (Unión Nacional Española), "En lo sustancial, soy absolutamente partidario de la reforma, de una Cámara de sufragio universal Inorgánico, y, por tanto, de lo esencial del proyecto del Gobierno. Ahora bien, creo que hay que mejorarlo, y esas mejoras son en su mayoría las que aprobó el Consejo Nacional." (Ver "Resumen Ec o n ó mico" de 14-X-76.)

Señor López Rodó (Grupo Parlamentario Regíonalista). "La postura de Alianza Popular es aceptar en su* lineas generales la reforma, y tratar de mejorar algunos aspectos parciales. Así lo voy a proponer al Pleno del Grupo Parlamentario Regio nalista que presido, y tengo fundadas esperanzas de que compartan esta postura."

De estas declaraciones, y siempre a reservas de lo qué, en verdad, decidan en el momento de las votaciones, se desprende que el grupo de Alianza Popular estaría dispuesto, en principio, a aceptar la reforma política con la fórmula del Gobierno Suárez, siempre y cuando se admitan algunas s u g e rendas que modifiquen o mejoren algunos de los aspectos parciales del proyecto original. En este sentido es de tener en cuenta las sugerencias del Consejo Nacional —no vinculantes, pero sí influyentes en el ánimo de muchos de los integrados en A.P.-^, tales como las del señor Fernández de la Mora, cuya moción en el Pleno de dicho Consejo argumentaba, entre otras cosas lo siguiente:

«El tema de la reforma política es capital. Las alternativas que se nos ofrecían eran cuatro: la inmovilidad, la continuidad perfectiva, la reforma y la ruptura. Quienes podían hacerlo han optado por la deforma. No me cabe ninguna responsabilidad en tan histórica resolución. Me encuentro sobre este punto en el mismo lugar que la casi totalidad de nuestro pueblo. Pero entiendo que a diferencia de lo que, por ejemplo, ocurre en física, en política la mayoría de los procesos son irreversibles. Hoy, el proceso de reforma que ha sido desencadenado es, para bien o para mal, irreversible. En estas circunstancias, me pronuncio sin reservas a fa-

GRUPOS FAVORABLES, EN PRINCIPIO

Las llamadas «familias., políticas que se Integran en las Cortes adoptan posiciones ante eL importante debate, y, en un primer análisis de su supuesto comportamiento —a la luz de sus precedentes—, se puede anticipar, con cierta lógica, cuál va a ser su disposición en la hora de los votos. Siguiendo el análisis elaborado por Europa Press, se pueden extraer las siguientes hipótesis: HÍ Grupo Parlamentario Regionalista. Presidido por López Rodó (y solidario con éste en su pertenencia a Alianza Popular). Tiene 70 procuradores. % Grupo Parlamentario de Unión del Pueblo Español (U.D.P.E.). Al estar integrado en Alianza Popular, apoyará la reforma, en principio. Cuenta con unos 70 procuradores. HS Grupo Parlamentario de Unión Democrática Española (U.D.E.). Caso de producirse escisión, los que sigan detras de Silva apoyarán la reforma por su vinculación a Alianza Popular, y los que no sigan a Silva la apoyarán por tener al frente a varios ministros del Gobierno. Tiene unos 30 procuradores. H> Grupo Parlamentario Ind e p e n diente. Decididamente favorable a la reforma política, incluso antes de Ini

ciarse la reforma, ha adoptado acuerdo formal de apoyar el proyecto de ley. Tiene unos 40 procuradores.

A excepción del último grupo —de tendencia libera] y progresista—, están más o menos representados en Alianza Popular; por tanto, las previsiones son las mismas que presuntamente planteará dicha Alianza.

LAS INCÓGNITAS

Donde el Gobierno está «trabajando el tema» es en los grupos dudosos o contrarios a la reforma política.

Esta zona ancha de nuestras Cortes, representadas básicamente por los procuradores del tercio sindical —unos 50— y el Grupo Parlamentario de Acción Institucional, que representa el ala más conservadora —unos 150 procuradores—, están predispuestos —«a priori», y siempre con las reservas propias del caso— a negar la reforma política si no se respetan las concesiones orgánicas y privilegiadas de su actual .status».

LOS SINDICALISTAS

En cuanto al grupo sindicalista, se teme que se inclinen por la negativa o la abstención, y ello porque la nueva Constitución elimina el llamado tercio sindical, y también, porque esta reforma política supone, de rechazo, la consiguiente desaparición del sindicalismo vertical.

La gran familia conservadora de Acción Institucional te y por razones obvias. En esté grupo, de unos 150 provotaria también negativamen-curadores, se encuentran los consejeros nacionales, los 40 de designación directa y los más preeminentes representantes del conservadurismo. Es de hacer notar, sin em(T«cfMV.>íU« su- «te. «Eujaft»ií&, encuentran también algunos otros procuradores que, a su vez, están presuntamente comprometidos con Alianza Popular (A.N.E.P.A. y U.N.E., fundamentalmente).

Queda un tercer bloque de procuradores, no afiliados tácitamente a ninguna de las «familias» y que representan a los llamados tercios profesionales Son unos 200 los procuradores sin agrupación concreta y cuyo voto seria aventurado pronosticar. Es también en esta zona, presuntamente neutral, de la Cámara, donde el Gobierno está practicando sus buenos oficios

 

< Volver