Autor: Urbano, Pilar. 
   La reforma no debe tropezar     
 
 ABC.    26/09/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LA REFORMA NO DEBE «TROPEZAR»

Mientras en la calle y en las tribunas tipográficas de algunos diarios circulaban malos agüeros vaticinando que la reforma «tropezaría» en el Consejo Nacional, los miembros de la Ponencia trabajaban en un despacho del palacio de la plaza de la Marina Española, Insensibles a la fatiga, hasta altas horas de la noche, para redactar el informe, animados por un brioso afán de sacar adelante la reforma que a instancias del pueblo el Gobierno propone a las Cámaras.

EL INFORME, LISTO

El informe es un trabajo ponderado, serio, abierto en sus líneas generales a ma-tlzaciones y concreciones posteriores, aue habrían de hacerse en Las Cortes. Veinte folios de cuidado análisis político del proyecto del Gobierno, hecho «con mentalidad de consejero nacional, no de procurador». Recoge en espíritu la mayor parte de las sugerencias parciales contenidas en los veintinueve escritos de sugerencias recibidos.

NO DEBE «TROPEZAR»

Centro el recelo de aue el proyecto se encalle en su botadura incial, hay, así al menos lo he verificado yo al hablar con algunos consejeros, un talante optimista: «Si el proyecto Arias "tropezó", el proyecto Suárez no debe encontrar obstáculos» —me han dicho sensatas señorías, aún antes de conocer el texto del informe—•. Y es lógico pensar así: hay que reconocer que en los consejeros nacionales ha primado siempre el interés nacional sobre las perspectivas particulares y los Intereses de grupo.

La reforma es necesaria; tí proyecto, aunque mejorable, es bueno; el tiempo, oportuno, Y las circunstancias de dentro y de fuera no dan cuartel.

De la treintena de consejeros que reunidos en Sección han de debatir el Informe de la Ponencia cRpafan Ablega y retrancas, sino Impulsos para el proyecto.

VEINTINUEVE ESCRITOS DE SUGERENCIAS

Los 29 escritos de sugerencias coincidían entre unos y otros, en algunos temas: que el Rey sometiese a referéndum las opciones nacionales de trascendencia: algunas sugerencias pedían, además del refrendo popular, el voto positivo de dos tercios en las Cortes; varios consejeros han sugerido que entre las asistencias legales con que puede contar eJ Rey para operar la reforma de la Constitución, se mencione expresamente el Informe vinculante del Consejo del Reino.

Otro punto de convergencia de los escritos es el de la presencia en el Senado de las representaciones de empresarios r trabajadores. El informe, por su parte, no llega a esa precisión, ñero indica que «de alguna manera» deberá asegurarse la presencia de los intereses económicos, sociales, culturales y profesionales en el proceso legislativo y demás funciones de interés general.

También un buen número de sugerencias hacen hincapié en la composición de las Cámaras y solicitan el establecimiento de un mínimo de representantes, igual para todas las provincias, y un número de escaños más en proporción a la población. Algunos ootan por estimar mejor el sistema mayoritario para el Conereso y el proporcional para el Senado. Pero el mismo informe solicita que se maticen ambos conceptos, de modo que se tienda más a conseguir una moderación y una aglutinación,

MARATÓN

Los ponentes celebraron tres sesiones de trabajo, totalizando un número de veintiséis horas. Dos días trabajaron desde las cinco de la tarde hasta las once de la noche, sin Interrupción. Y otro desde las doce del mediodía hasta la una de la madrugada, con una breve pausa para almorzar en el mismo palacio del

Consejo -Pilar URBANO.

 

< Volver