Autor: Carmona Guillén, José Antonio. 
 La reforma de las Cortes. 
 El Congreso y su composición     
 
 Informaciones.    03/07/1976.  Páginas: 2. Párrafos: 17. 

LA REFORMA DE LAS CORTES EL CONGRESO Y SU COMPOSICIÓN

El número de votantes posibles lo dará el censo electoral

Por J. A. CARMONA GUILLEN

El anteproyecto de reforma de la constitución de las Cortes y otras Leyes Fundamentales, publicado en la Prensa diaria el 14 de mayo de 1976, nos ha llevado a meditar sobre su plasmación —si fuese aprobado sin modificaciones— en los ámbitos provincial y regional. Y ello con relación al Congreso de Diputados.

No es nuestra intención aqui hacer una critica o alabanza de dicho anteproyecto. Pretendemos huir de cualquier juicio de valor sobre el mismo. Queremos presentar una serie de cuadros, con sus notas metodológicas y/o aclaratorias, que sirvan de base o instrumento auxiliar al lector en la comprensión de esta parte del anteproyecto. Es al lector, individual o colectivamente, a quien le corresponde elaborar las conclusiones y consecuencias.

Como fuentes hemos utilizado:

— Anteproyecto de reforma de la constitución de las Cortes, esencialmente el artículo segundo.

— La división administrativa de España por provincias (por considerarla como la que basifica el anteproyecto).

— La división «histórica» de España en regiones.

— «España en cifras, 1976», del Instituto Nacional de Estadís*"" Sea

Al establecer el anteproyecto, dos escaños para cada una de las ciudades de Melilla y Ceuta, las hemos retenido independiente de las provincias y región donde administrativamente hubieran sido insertadas.

Ademas, la población de Melilla incluye las de Alhucemas, Cha-farinas y Peñón de Vélez de la Gomera.

(No nos ha sido posible obtenerlas independientes. De todas formas, a título informativo, diremos que estas plazas en el censo de 1970 dieron una población de derecho de 49 personas.)

Denominamos región «histórica» a la división regional integrada por provincias en diverso número, y que en número de 15 integran el territorio nacional. Las cifras proporcionadas por «España en cifras, 1976», cuadro 7, hacen referencia a cada una de las 50 provincias españolas. Son cifras procedentes no de un censo nacional, sino de las proyecciones de pob 1 a c i ó n que el I. N. E. realiza, aunque en este caso se encuentren rectificadas por los censos de población provinciales, es decir, por los padrones municipales. Estas cifras corresponden al 31 de diciembre de 1975.

_ Para mejor comprensión hemos calificado los diputados resultantes del articulo segundo del anteproyecto y componentes del Congreso, en los siguientes tipos:

— Territoriales: Aquellos retenidos en razón de la provincia (dos por provincia; 100 en total).

— Demográficos: Los resultantes de dividir la población de derecho de cada provincia por el cupo de 175.000 habitantes. (Teniendo en cuenta la población el 31-12-75 y su distribución por ia geografía española, éstos llegan a 179 escaños.)

— De «repesca»: Los escaños que deberán ser cubiertos por las provincias de mayor resto después de haberse calculado los demográficos, para completar los 300 escaños de la Cámara. (En el caso que nos ocupa serán 17; 100 territoriales, 4 por Ceuta y Melilla, 179 demográficos.)

Es obvio que todos y cada uno d? los elegidos deberán representar a la población y no al territorio.

Nuestra división es, pues, puramente operativa.

(Pasa a la pág. Siguiente

3 de julio de 1376

Notas aclaratorias para la comprensión le la constitución de las Cortesy otras Leyes Fundamentales

¿Se dará derecho al voto a los españoles residentes en el extranjero?

(Viene de la pág. anterior.i POBLACIÓN DE DERECHO MTTMERO DE ESCAROS

ISA

Retiene la población de derecho 1-12-75) de cada provincia los putados territoriales, los diputados ¡Biográficos, el exceso de población resto después de haber calculado s diputados demográficos el rango •ioritario de la provincia con relaón a dicho exceso y el total de es6 iños que corresponden a la provina. El número de escaños territo•iales es igual en todas las provin,as, ya que asi lo establece el anteroyecto i columna A). El número de escaños demográfi3S i columna B) es el cociente de ividir la población de la primera Dlumna por 175.000. El resto de la ¡visión anterior compone la columa. Exceso de población: la cual posee además el rango entre paréntesis. El total de escaños se obtiene sumando las columnas A y B, salvo para aquellas provincias que se encuentren situadas entre las 17 primeras por la importancia de s-.i exceso de población, que añadirán un escaño (de repesca).

Los escaños reservados a Ceuta y Melilla no se encuentran tipificados.

También retiene las tasas por provincias. Esta tasa podrá ser uno de los criterios para el establecimiento de las circunscripciones, distritos o condados electorales que un día se hagan. Dicha división, necesaria desde diversos puntos de vista (exigencias del electorado con su diputado, mayor fuerza del voto rural, etcétera), la consideramos de muy difícil elaboración y más propia de realizar por una comisión del Congreso aue por un Gobierno, máxime si ese Gobierno se presentase más tarde a las elecciones.

Permítasenos insistir en el hecho de que el anteproyecto dice que los diputados serán elegidos por «todos los españoles mayores de edad que figuren en el censo electoral», por lo que las cifras de esas tasas se verán reducidas, ya aue están calculadas en relación a la población total que determina el número de escaños. El número de votantes posibles lo dará el censo electoral que se realiza en estos dias (¿se dará derecho de voto a los españoles residentes en el extranjero e inscritos en los Registros nacionales?, ¿por qué circunscripción, distrito o provincia votarían?).

La carta electoral, a la que es necesario llegar, ¿quién la realizará?, ¿qué criterios se tendrán en cuenta en su confección?

C. 2.

Las explicaciones del cuadro 1 son válidas para este segundo hasta llegar a la columna Exceso de población en cuyo cálculo no hemos tenido en cuenta el exceso de aquella provincia que obtenía un escaño en la repesca. Este mismo criterio se ha seguido para establecer el rango entre las regiones.

C. 3.

Como el número de escaños depende de dos variables principales, población y número de provincias

que componen la reglón, hemos construido este cuadro que permite comparar los distintos rangos de las regiones en estas variables.

C. i

Presenta este cuatro la distrital-don de los escaños (en cifras absolutas y en porcentajes) del Congreso por regiones, así como la tasa. Llamamos tasa a la proporción de habitantes por cada escaño. Esta proporción es teórica y no implica, lógicamente, un número de votos necesarios para conseguir un escaño.

3 de julio de 2976

 

< Volver