Campaña electoral 22-J. Fraga aprovecha el atentado para atacar al Gobierno. 
 El líder de CO acusó ayer al PSOE de debilidad ante los terroristas     
 
 Diario 16.    18/06/1986.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Diario 16118 de junio-86

CAMPAÑA ELECTORAL

NACIONAL

FRAGA APROVECHA EL ATENTADO PARA ATACAR AL GOBIERNO

SEVILLA.—El máximo líder de Coalición Popular, Manuel Fraga Iribarne, acusó ayer al Gobierno

socialista de pasividad y debilidad ante el terrorismo, propuso una vez más la ilegalización de Herri

Batasuna y afirmó su intención, si llega a gobernar, de aplicar plenamente la ley Antiterrorista,

reforzándola en algunos aspectos.

Fraga , que llegó con retraso a Sevilla a causa de la operación de control montada en Madrid tras el

atentada terrorista de ayer, dedicó buena parte de su rueda de Prensa a analizar las consecuencias de este

atentado. Tras precisar que no se puede luchar contra el terrorismo protegiendo a los ciudadanos uno a

uno, consideró mucho más grave que el hecho en sí mismo el anuncio por parte de ETA (p-m) de volver a

las acciones armadas o la participación de encapuchados etarras en un mitin pidiendo el voto para HB.

«La política del PSOE al respecto es absolutamente inaceptable y absolutamente pasiva, y está claro que

aquellos polvos de debilidades han traído estos lodos del atentado», manifestó el líder aliancista,

añadiendo que no le corresponde a él valorar cómo puede influir el atentado de ayer en las elecciones del

22 de junio, aunque está claro el rotundo fracaso del Gobierno actual en garantizar esa seguridad, que hoy

constituye la primera preocupación de los españoles.

Después de restar importancia al hecho específico de que una de las víctimas haya sido Sáenz de

Ynestrítlas. «Todos los españoles tienen los mismos derechos y libertades ante el asesinato», Manuel

Fraga reiteró sus formulas para acabar con el terrorismo: reforma del Código Penal, aumentando las penas

y haciendo que se cumplan enteras; mejora de ios servicióos de información; recompensas monetarias

para los informantes, y confianza a los expertos, en vez de retirarlos, como es el caso del comisario

Ballesteros .

Para Fraga son medidas de sentido común, entre las que se incluiría el mantenimiento de la iey

Antiterrorista y su aplicación rigurosa, que permitiría la puesta en la ilegalidad de Herri Batasuna. «A los

terroristas hay que ponerlos en su sitio. Algunos ya sabemos lo que hay que hacer, porque hay que

recordar las reticencias del PSOE ante la ley antiterrorista, y los terroristas se crecen ante las debilidades

de los que gobiernan ), insistió, prometiendo que «cuando yo sea jefe de Gobierno no se harán las cosas

que se hacen ahora )

Ante la pregunta de una informadora sotwe las declaraciones del empresario Olarra , militante de Alianza

Popular, en el sentido de que Barrionuevo es el mejor ministro del PSOE, Fraga se limitó a contestar:

«Figúrese cómo serán los demás.» Finalmente, acerca de la actuación de las Fuerzas de Orden Público en

este asunto, dijo que es correcta y que necesitan un mayor apoyo,

El líder de CP acusó ayer al PSOE de debilidad ante los terroristas aprovechando la ocasión para rendirles

un público, respetuoso y doliente homenaje.

En relación con el frustrado debate entre los candidatos andaluces del PSOE y CP, el dirigente de la

derecha destacó que su suspensión ha sido motivada, en buena parte, porque si se hubiera celebrado no

habría disculpa posible para evitar el que él mismo quiere celebrar con Felipe González , acusando

directamente a éste de mentir al país e impedir el debate para que sus falsedades no queden en evidencia.

«Para mentir de esa manera hay que mentir solo, en ese capitonel preparado por el señor Calviño y el

señor Guerra», añadió.

Aunque declaró que el objetivo de Coalición Popular es ganar las elecciones, Manuel Fraga reiteró su

oferta de llevar a cabo la mayoría natural de las fuerzas políticas no socialistas, como en el resto de

Europa, sin hacer caso de la afirmación de Suárez de que él nunca pactará con CP. Una pregunta sobre su

pasado no democrático fue despachada con su habitual rotundidad: «Eso es una impertinencia a la que no

voy a contestar. Mi pasado es el de un hombre de bien que ha servido siempre al Estado. » Por último,

insistiendo en la actitud de los socialistas sobre el terrorismo, señaló: «Van pisando como sobre huevos y

sin hacer uso de los mismos.»

 

< Volver