Autor: Frechoso, Francisco. 
 Campaña electoral 22-J. La FSM anuncia que habrá más altas en los próximos días. 
 José María Mohedano se incorpora al PSOE como militante de base     
 
 Diario 16.    18/06/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

NACIONAL

José María Mohedano se incorpora al PSOE como militante de base

Francisco Frechoso/D-16

MADRID.—El abogado José María Mohedano, ex miembro del PCE y ex presidente de la Asociación

pro Derechos Humanos, se ha incorporado al PSOE como militante de base, según anunció ayer el

presidente de la Federación Socialista Madrileña, José Acostó, durante un almuerzo con periodistas.

Asimismo, el consejero de Ordenación del Territorio de la Comunidad Autónoma de Madrid, Eduardo

Mangada, que desde hace tiempo colabora con el Partido Socialista en puestos relevantes de la

Administración tras su expulsión del PCE, ha firmado ahora la ficha de afiliación al PSOE.

José Acostó adelantó que estas incorporaciones no serán las únicas, porque cabe la posibilidad de que en

los próximos días se pueda anunciar, dijo, «alguna más».

El presidente de la FSM aseguró que ambos se integran en el Partido Socialista «en un momento crucial,

en el que nos jugamos el apoyo mayorítarío a un proyecto de progreso. Por eso —dijo— es necesario

destacar la importancia de estas incorporaciones».

Sobre la significación de que un hombre como Mohedano, militante radical a favor de los derechos del

hombre, se afilie al PSOE, Acostó dijo: «Eso demuestra que éste es el partido de las libertades y de los

derechos humanos.»

El propio José María Mohedano, en conversación con Diario 16, explicó que, tras abandonar hace casi un

año la presidencia de la Asociación Pro Derechos Humanos, «tenía interés en participar en la actividad

política organizada, y he creído que el PSOE, a pesar de sus defectos y errores, es, a largo plazo, el único

instrumento solvente para llevar a cabo una política de progreso en España».

Su radical oposición a algunos aspectos de la gestión socialista en el área de las libertades, durante su

mandato en la asociación mencionada, aseguró que fue debida a que «en razón de mi cargo como

presidente tenía que defender los criterios propios de la organización y, como demócrata, criticar

determinadas actuaciones. Mi ingreso en el PSOE no significa un abandono de esta línea». Manifestó

también que su afiliación al PSOE no está motivada por ninguna aspiración de poder. Aclaró que «en mil

novecientos ochenta y dos, los socialistas me ofrecieron cargos importantes y no los acepté. Cuando tomé

la decisión de ingresar en el partido, lo hice yendo a la agrupación del barrio, sin hablar previamente con

los dirigentes importantes, como un acto de humildad política».

La importancia de esta noticia quedó empañada por otra —la muerte de tres militares en atentado

terrorista—, que paralizó el ánimo de los asistentes a la reunión.

El presidente de la FSM, visiblemente consternado, se expresó con extraordinaria dureza contra los

etarras.

En cuanto a las cuestiones específicamente electorales, expresó su esperanza de que el pueblo madrileño

vuelva a depositar su confianza en el PSOE el 22 de junio,

 

< Volver