Autor: Mellado Fernández, Miguel Ángel. 
   El líder de la oposición renunciará a una entrevista en Televisión si el Presidente acepta el debate     
 
 Ya.    17/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El líder de la oposición renunciará a una entrevista en Televisión si el Presidente acepta el debate

________Madrid/M. A. Mellado

El debate televisivo entre Felipe González y Manuel Fraga no es descartable. Al menos, es lo que dicen

en Alianza Popular. Rogelio Baón, portavoz aliancista, propuso ayer al PSOE y a TVE una nueva fórmula

para que el resto de los partidos políticos se sintieran «menos perjudicados» si, finalmente, se produce el

enfrentamiento de los dos líderes ante las cámaras.

La fórmula salomónica del principal partido en la oposición consistiría en la renuncia, por parte de Fraga,

de una parte del programa televisivo que le corresponde dentro del ciclo de entrevistas dedicado, desde

hace unos días, a los principales candidatos electorales. Con este tiempo no consumido, más el que

debería renunciar Felipe González en el mismo espacio «Punto y aparte», podría producirse el esperado

debate sin que el presidente de Alianza Popular y el secretario general del PSOE tuvieran un gratificación

especial ante las cámaras.

Manuel Fraga será entrevistado en «Punto y aparte» mañana miércoles, y Felipe González, con quien se

cierra el turno de entrevistas a los líderes políticos, el jueves. El debate televisivo entre los dos se

produciría, si fuera aceptada la nueva propuesta de Rogelio Baón, el 20 de junio, día en que termina la

campaña electoral. En esta decisiva fecha intervienen en Televisión, dentro de los programas institu-

cionales acordados por la Junta Electoral Central, González y Fraga. Sería, pues, doble la concurrencia en

pantalla, ese día, del Presidente del Gobierno y del jefe de la oposición.

Rogelio Baón considera que esta propuesta «puede desbloquear» la situación. Es preciso recordar, no

obstante, una declaración explícita realizada por Felipe González este fin de semana. «No parece que

haya oportunidad para ese debate», contestó el Presidente del Gobierno, preguntado sobre la cuestión. «Si

Felipe no acepta finalmente el debate, será porque tiene miedo, miedo dialéctico, a Manuel Fraga»,

aseguraban ayer en la sede central de Alianza Popular.

Fuentes del comité electoral socialista, que preside Alfonso Guerra, se mostraban «pesimistas» sobre la

realización del encuentro televisivo. Según el análisis realizado hace algunos días por el órgano que

marca la estrategia de la campaña socialista, habrá debate siempre y cuando el PSOE tenga asegurada la

mayoría absoluta, certeza que no auguran las encuestas. «Esto es como un partido de fútbol: cuando se va

ganando por la mínima, lo mejor es no arriesgar», ponían como símil apropiado para estas fechas de

mundiales.

El enemigo electoral del PSOE en este momento, de acuerdo con el imprevisto devenir de la campaña, no

es Coalición Popular, sino el CDS. No está clara la interpretación en las urnas que podrían dar los

electores ante una comparecencia del Presidente del Gobierno en Televisión con Fraga como rival. Roca,

por su parte, aseguró ayer que habrá debate entre los dos líderes.

Desaconsejado el debate andaluz

Puede influir en la decisión final la actitud de la Junta Electoral de Andalucía, que ha desaconsejado a

RTVE la celebración de un debate televisivo entre Rodríguez de la Borbolla y Hernández Mancha. En

una carta dirigida al director de TVE en Andalucía, la Junta Electoral estima que, siendo admisibles los

debates entre candidatos durante el período electoral, podría conculcarse el principio de igualdad de

oportunidades.

 

< Volver