Autor: Sanz, Jesús. 
   Iglesias: "Parece que el nerviosismo cunde en la Moncloa"     
 
 Ya.    20/06/1986.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Iglesias: «Parece que el nerviosismo cunde en la Moncloa»

Valencia/ Jesús Sanz

El presidente de Izquierda Unida y secretario general del PCE, Gerardo Iglesias, afirmó ayer en Valencia

que ya está claro que las próximas elecciones supondrán que acabe el bipartidismo en España. Tras

afirmar que «la gente quiere un parlamento más plural», aseguró que parece claro que Izquierda Unida

tendrá grupo y también habrá representación del centro derecha.

Iglesia eludió responder a diversas preguntas que se le formularon en torno a la actitud de Santiago

Carrillo durante la campaña. Compartía la mesa durante su rueda de prensa con el candidato número uno

de Izquierda Unida por Valencia, José Bono, y dirigentes nacionales de las formaciones que configuran

Izquierda Unida.

Al referirse a las declaraciones que viene formulando el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra,

Iglesias dijo: «Somos los únicos que hemos expuesto nuestro programa sin entrar en calumnias, al

contrario de lo que ha hecho y sigue haciendo Alfonso Guerra; parece que el nerviosismo cunde en la

Moncloa.» Y señaló que, «frente al recurso a la mentira, hay dos salidas: el juzgado o la indiferencia. Yo

opto por la segunda». Se negó a hacer desmentidos sobre afirmaciones hechas por otros políticos sobre la

coalición. «No me apetece nada —subrayó— seguir por la vía de los desmentidos frente a los que

mienten constantemente.»

Rechazó que Izquierda Unida sea una fórmula cuya única finalidad trate de reconstruir el PCE tras la

división que hubo en el partido. Se refirió también a la continuidad de la Izquierda Unida tras

• No apoyarán la investidura de González.—El presidente de IU, que aparece en la fotografía con el

candidato a la Junta de Andalucía, Julio Anguila, y el número uno para el Parlamento andaluz, considera

«poco probable» el apoyo de sus parlamentarios a la investidura de Felipe González, porque «sería apoyar

una gestión fraudulenta de gobierno y un programa de derechas».

las elecciones. Ambos extremos fueron confirmados por dirigentes de otros grupos de la coalición que se

encontraban presentes: Rafael de la Rubia, líder del Partido Humanista, y Jesús Romero, del PASOC.

De la Rubia aseguró en la misma rueda de prensa que «nuestra voluntad no es ser comparsas del PCE,

pues Izquierda Unida es un proyecto estratégico. De todas formas sabemos que hay corrientes de

izquierdas como el movimiento pacifista y ecologista que todavía no están integrados en la coalición».

Por su parte, Romero del PSOC dijo «nuestra misión no es

reconstruir el PCE, sino recuperar el espacio político de la izquierda.

Sobre la integración de otros grupos en Izquierda Unida tras las elecciones, Gerardo Iglesias dijo que «los

que quieran hacerlo tendrán que adherirse a nuestro programa tal y como es ahora, ya que no quisieron

participar en su elaboración cuando se lo propusimos».

Entre las primeras medidas que Izquierda Unida tomará cuando esté en el Parlamento, Iglesias destacó la

de denunciar el tratado militar bilateral entre España y Estados Unidos.

 

< Volver