Autor: Rueda, Fernando. 
   Segurado: "La victoria sobre Dinamarca no influirá en las elecciones"     
 
 Ya.    20/06/1986.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Segurado: «La victoria sobre Dinamarca no influirá en las elecciones»

Tenerife/Fernando Rueda, enviado especial

«Siento una gran admiración por Fraga, al que quiero personalmente. Fraga ha dicho que se encuentra jo-

ven y perfectamente. No me cabe duda de que seguirá en política. Fraga es el mejor candidato de los

candidatos de estas elecciones. Me refiero a ese gran español que se llama Fraga. Está cosechando un

éxito multitudinario.» Estas son algunas de las afirmaciones que el líder del Partido Liberal, José Antonio

Segurado, ha realizado en los dos últimos días, con las que ha querido dejar absolutamente claro que por

él jamás se romperá Coalición Popular, y si se produce la dinamitación, no se podrá nunca dirigir la

mirada a los liberales

En la noche del miércoles, José Antonio Segurado invitó en su habitación a los periodistas que le estamos

siguiendo en el final de la campaña a ver el partido de fútbol España-Dina-marca. «Si hubiese perdido su

equipo

—dijo una vez conocido el 5-1—, en España se habría producido una frustración que no habría durado

más de 24 horas. Yo creo que la victoria, en contra de lo que se ha dicho, no influirá para nada en los

resultados.»

En el mitin que ofreció en Las Palmas, Segurado dijo que en las pasadas elecciones los socialistas prome-

tieron cosas que sabían que no iban a cumplir, por lo que tras la confirmación de su incapacidad durante

los cuatro últimos años «han degradado la convivencia política».

Siguiendo sus sarcásticas y «caballerosas» alusiones al PRD y CDS, manifestó que «las minorías tienen

que decir a qué presidente votarán, siguiendo la postura de Arzalluz, que ha demostrado ser respetuoso

con su electorado. Todo el mundo sabe ya que votar PNV en el País Vasco es votar PSOE».

Segurado, que concluyó su intervención haciendo con los dedos la uve de la victoria, también señaló que

es incomprensible que todavía no se haya dictado sentencia sobre el caso Rumasa y que Guerra no da las

encuestas del CIS porque, según sus informaciones, le van siendo progresivamente desfavorables.

El recorrido de ayer por Tenerife supuso una prueba para el presidente liberal. A media mañana estaba

previsto un mitin en el cine de La Laguna. Allí, a su llegada, no había más de cien personas. El

espectáculo era triste, y más cuando se conoció que respondía a lo que ha sido un enfrentamiento entre

AP y PL en Tenerife al concederse la cabecera de lista a un liberal.

«Hablaré a las noventa y dos personas que hay —dijo Segurado— de la misma forma que lo haría ante

noventa y dos mil. Me importan muy poco los pequeños problemas políticos. Nosotros, los liberales,

hemos apoyado y apoyaremos a todos los dirigentes, sea cual sea el partido de la Coalición al que

pertenezcan.»

 

< Volver