Autor: Mellado Fernández, Miguel Ángel. 
   González: "Voten lo que quieran, no hay ninguna catástrofe detrás"     
 
 Ya.    08/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

González: «Voten lo que quieran, no hay ninguna catástrofe detrás»

Felipe González afirmó anoche en Zaragoza que por

primera vez desde 1812 «se puede decir: voten lo que

quieran porque no hay ninguna catástrofe detrás».

Calificó de «juego sucio» la campaña de Suárez.

Alfonso Guerra no negó en Logroño que vaya a

celebrarse el debate televisivo entre Felipe González

y Manuel Fraga.

Zaragoza /M. A. Mellado, enviado especial

El Presidente de! Gobierno negó estar utilizando el «voto del miedo» en esta campaña. «Por primera vez

desde 1812 se puede decir voten lo que quieran, no hay catástrofe detrás.» Los primeros efectos del aje-

treo electoral aparecieron anoche en la plaza de toros de Zaragoza: Felipe González confundió el 12 de

junio con la fecha de las elecciones, y en otro momento de su intervención dijo que «llevamos tres meses

en el Gobierno». En la línea de desaciertos afirmó, que Fernández Ordóñez, que le precedió en la palabra,

«ha hablado de la derecha porque la conoce», lo cual causó no pocas sonrisas entre los asistentes al mitin.

Felipe González negó que el Gobierno socialista haya practicado el nepotismo. «Por primera vez —voci-

feró— el presidente del Gobierno no ha acudido a familiares para la designación de determinados

cargos.»

El líder socialista, bajo la mirada atenta de su esposa, Carmen Romero, que le acompaña a todos los míti-

nes, repitió que nunca en España ha habido más libertad que ahora, razón por la cual no pedía a los espa-

ñoles que le votaran, sino que participaran el 22 de junio.

Criticó al resto de las fuerzas por no ofrecer una alternativa al PSOE.

«Nosotros somos la mayoría —dijo— y podemos seguir siéndola.» «La derecha — añadió— no ha

comprendido que no tiene el patrimonio del gobierno de España en la democracia.»

En la rueda de prensa fue preguntado varias veces por la acusación de Adolfo Suárez, en el sentido que el

PSOE sentó en su mesa a generales antes del 23 de febrero. «No quiero entrar en el juego sucio. Sé que

Suárez no piensa esto, aunque haya quien le aconseje que diga estas cosas», afirmó Felipe González.

Se ratificó en la realización de auditorias, sobre los gastos de los partidos durante la campaña electoral, la

aprobación en la próxima legislatura de la televisión privada, en la reducción de la presencia de tropas

norteamericanas en España. «Ningún gobierno, ni uno comunista, rompería el tratado bilateral con los

Estados Unidos», manifestó el Presidente del Gobierno.

Hoy, el Presidente González viajará a Canarias, donde participará, por la mañana, en Santa Cruz de

Tenerife, y por la tarde, en Las Palmas; en sendos mítines.

Reajuste en el Gobierno

En La Rioja quedó ayer patente que el «enemigo» que más parece molestar al PSOE no es Manuel Fraga,

por la derecha, ni Santiago Carrillo, por la izquierda. «Fraga no odia, es de trato noblote y simpaticote»,

dijo Alfonso Guerra de él. «Con Carrillo se han portado con crueldad», añadió el vicepresidente. Menos

considerado estuvo con Adolfo Suárez, que se ha convertido sorprendentemente en la pequeña, quizá

única, obsesión socialista.

En la capital de La Rioja, después de haber tomado varios vinos en la calle conocida popularmente como

«senda de los elefantes» —por las «trompas» que en ella se cogen—, el vicepresidente volvió a dejar caer

la carga que le supone el cargo. «En el 82 no quería entrar en el Gobierno; pero ahora, para no crear

incertidumbres, prefiero no decir nada», contestó. Sí adelantó que habrá reajustes en el próximo ejecutivo

en el caso de que venza el PSOE> Se habla en altas instancias del PSOE que Felipe González reducirá

sensiblemente el número de ministerios. «Pero como no voy a ser presidente del Gobierno ni ahora ni

nunca», concluyó el vicesecretario general del PSOE.

Más rotundo fue al afirmar que su partido no gobernará en coalición: «si es posible gobernar en minoría

lo haremos; en caso contrario, que se pongan de acuerdo los demás: comunistas, carlistas, fraguistas,

suaristas».

El vicepresidente del Gobierno, acompañado durante su visita a La Rioja por el ministro de Obras Públi-

cas, Javier Sáenz de Cosculluela, número uno en la candidatura del PSOE en esta provincia, sigue

«desnudándose» ante los periodistas. Ayer nos enteramos que de joven hacía turismo con solo un peine y

un bañador.

 

< Volver